Al menos 52 muertos en un motín en Brasil

Tragedia en Brasil tras una disputa por la comercialización de drogas y armas

BRASILIA.- En medio de la brutal guerra que libran los dos principales grupos criminales de Brasil por el dominio del tráfico de drogas y armas en el país, al menos 52 presos murieron ayer en el Centro de Recuperación Regional de Altamira, en el norteño estado de Pará, luego de que miembros de una banda invadieran el pabellón que alojaba a internos de una facción rival, donde decapitaron a varios y prendieron fuego las instalaciones. La masacre comenzó a las 7 de la mañana, cuando las celdas fueron destrabadas para servir el desayuno a los reclusos de este presidio ubicado al sur del río Amazonas.

Armados de facones, los integrantes del Comando Classe A (CCA), un aliado regional del poderoso Primeiro Comando da Capital (PCC) -la mayor organización criminal brasileña, con sede en San Pablo-, se amotinaron, tomaron de rehenes a dos agentes penitenciarios, e ingresaron por la fuerza al anexo donde se hallaban detenidos presos del Comando Vermelho (CV), el segundo mayor grupo criminal del país, originario de Río de Janeiro. Los atacantes cortaron las cabezas de al menos 16 de sus adversarios, grabaron videos de sus acciones con celulares que tenían escondidos y los enviaron a sus socios del PCC. Incendiaron colchones y volvieron a cerrar los portones del pabellón para asfixiarlos o quemarlos vivos. 

30 Julio 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar