Lijo descartó que Nisman tuviera más pruebas

La fiscal Viviana Fein recibió además una denuncia sobre movimientos irregulares de las cuentas del fiscal

El juez federal Ariel Lijo descartó que el fallecido fiscal Albero Nisman tuviera pruebas adicionales para su denuncia contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, ya desestimada por la Justicia, al declarar en la causa que investiga su fallecimiento. A su vez, la fiscal Viviana Fein recibió una denuncia en las últimas horas sobre supuestos movimientos bancarios del exfiscal que podrían entrañar hechos ilícitos.  
 
“Pienso que no tenía más elementos para aportar que los que hizo públicos”, afirmó el juez Lijo al declarar el lunes como testigo en la causa, aunque la información recién trascendió ayer. Lijo y su hermano Alfredo fueron citados a raíz de múltiples comunicaciones detectadas en un teléfono Nextel de Nisman entre el 14 de enero, cuando hizo su denuncia, y su muerte, cuatro días mas tarde. El juez reveló que la primera comunicación fue para avisarle que había presentado la denuncia por un supuesto plan para desincriminar a los iraníes acusados por el atentado a la Amia, debido a que lleva la causa por la desviación del caso en el menemismo.
 
“En mi experiencia de haber trabajado con Nisman, cada vez que efectuaba una presentación, ya estaba bien elaborada, era la conclusión de su trabajo. Ya estaba completa”, explicó Lijo, antes de concluir: "A mi entender, no tenía mas elementos para aportar”.
 
Por otro lado, la fiscal Fein informó que remitirá al juez federal Rodolfo Canociba Corral una denuncia que recibió sobre supuestos movimientos bancarios de Nisman, ya que el magistrado investiga si el extitular de la Ufi-Amia, a través de familiares y del empleado Diego Lagomarsino, disimuló su patrimonio. Se trata de un escrito de dos páginas y un disco compacto "con documentación sobre supuestos registros de gastos y propiedades de Nisman y su ex mujer, la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado", informó. La presentación la hizo Héctor Roberto Guillermo Alderete, responsable del sitio Seprin –relacionado a servicios de inteligencia-, quien está procesado por Arroyo Salgado en otra causa.
 
Por otro lado, el Director de Pericias de la Universidad Tecnológica Nacional, Ariel Garbarz, dijo que "es muy raro que no se haya pedido una triangulación informática que permitiría conocer los celulares de quienes estuvieron en un radio de 30 metros alrededor del cuerpo del fiscal Nisman", sobre todo teniendo en cuenta la "manipulación que sufrió la computadora en forma local". "La jueza o la fiscal deben estar muy asustadas infiero yo, porque son las primeras medidas de prueba que se deberían haber tomado", indicó el especialista, quien arriesgó que "la hipótesis principal es la del homicidio" con el apoyo "de una organización extranjera, y un expertise donde no hay antecedentes de semejante montaje". "Uno piensa en una organización que busca tirarle un muerto a este Gobierno y piensa en la CIA y el Mossad, con quienes Nisman tenía gran relación", concluyó.
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar