El papa se mostró dispuesto a mediar en Venezuela

Pero puso como condición que su intervención sea solicitada “por las dos partes” en conflicto

ABU DABI.- La crisis venezolana encontró ayer un nuevo cause impensado hasta hace poco tiempo: el papa Francisco se hizo eco de un pedido del presidente Nicolás Maduro y se mostró dispuesto a encabezar una mediación en Venezuela, aunque aclaró que “deben pedirlo las dos partes”.

Mientras se encontraba en Abu Dabi participando de un encuentro interreligioso, el papa recibió una carta de Maduro solicitando su ayuda para reabrir la vía del diálogo. “He enviado una carta al papa Francisco, espero que esté llegando o que ya esté en Roma, en el Vaticano, diciendo que yo estoy al servicio de la causa de Cristo. Y con este espíritu le he pedido ayuda en un proceso de facilitación y de reforzamiento del diálogo”, anunció el lunes el líder venezolano. Cada vez más aislado internacionalmente, con la amenaza latente de una invasión norteamericana, el mandatario intenta una vía de escape para restablecer los puentes con la oposición.

El papa respondió ayer mismo, en pleno vuelo de regreso a Roma, donde aseguró que estudiará la petición aunque puso una condición clara: que la mediación sea solicitada “por las dos partes”. “Antes de partir de viaje supe que llegaba la carta. No la he leído todavía. Pero para que se haga una mediación, el último paso, es necesaria la voluntad de ambas partes, ambas tienen que pedirla. Ese fue el caso de Argentina y Chile”, señaló Francisco al recordar la interlocución de Juan Pablo II para evitar una guerra entre los dos países en 1979.

El papa incluso recordó la fracasada mesa de diálogo auspiciada por el ex presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero en Venezuela, y aseveró que “la santa sede fue parte del diálogo con monseñor (Claudio María) Celli. Ahí se parió un ratoncito: nada, humo. Ahora esperaré la carta y veremos qué se puede hacer. Pero la condición inicial es que ambas partes lo quieran”, sentenció. Esa “otra parte” es sin embargo un heterogéneo espacio liderado por el autoproclamado presidente interino Juan Guadió, en el que conviven muchos intereses en juego, acaso reticentes a un diálogo.

Por lo pronto, Maduro rechazó ayer el ultimátum dado por las potencias europeas y aseguró que continuará bregando por “el diálogo como único camino para garantizar la paz”. En ese contexto, anunció el inicio de una campaña nacional de recolección de 10 millones de firmas que serán entregadas a la Casa Blanca para expresar su “rechazo a la intervención y para que se escuche la voz de Venezuela”.

Guaidó eleva la presión con la ayuda humanitaria
CARACAS.-  Arropado por unos 40 países que lo reconocen como presidente interino, el opositor Juan Guaidó redobló ayer las presiones sobre Nicolás Maduro con la promesa de llevar ayuda humanitaria al país, algo que el mandatario caribeño considera como el inicio de una virtual intervención militar de Estados Unidos.

El Parlamento dominado por la oposición aprobó en efecto ayer el plan de atención a la “emergencia humanitaria” del país impulsado por Guaidó, cuya primera acción es el establecimiento de centros de acopio de ayuda internacional en Colombia y Brasil. “Quieren decirle al mundo que la ayuda humanitaria es un artilugio para que metamos en una caja a un marine doblado para que después tome el poder”, ironizó el diputado Miguel Pizarro.

Sin embargo, la Cruz Roja y la Media Luna Roja anunciaron que no pueden participar “en las iniciativas de entrega de asistencia planteadas para Venezuela desde Colombia, sin que exista un acuerdo previo” con las autoridades. Hasta el momento, Estados Unidos ofreció una ayuda inicial de 20.000.000 de dólares, Canadá de 40.000.000 y la Unión Europea aprobó ayer 7.500.000 de dólares más.

06 Febrero 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar