Se dispara la tensión en el Golfo Pérsico

Los aliados de EE.UU. denunciaron el sabotaje de cuatro barcos petroleros  

GOLFO PÉRSICO.- La tensión política pegó ayer un súbito salto en el Golfo Pérsico luego de que Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, aliados de Washington, denunciaran que cuatro navíos sufrieron misteriosos “actos de sabotaje”, mientras el jefe de la diplomacia estadounidense Mike Pompeo modificó súbitamente su agenda para discutir la situación con la Unión Europea (ver Europa...).

Las autoridades de Arabia Saudita denunciaron “actos de sabotaje” contra navíos saudíes frente a las costas de los Emiratos Árabes, también aliado de Estados Unidos, que en los últimos días reforzó su presencia militar en el Golfo por la creciente tensión con Irán. “Dos petroleros sauditas fueron objeto de actos de sabotaje en la zona económica exclusiva de Emiratos Árabes Unidos, frente a las costas del Emirato de Fuyaira cuando estaban a punto de entrar en el Golfo”, anunció el ministro de Energía saudita, Jalid Al Falih. Un día antes, Emiratos también denunció “actos de sabotaje” contra cuatro navíos comerciales de distintas nacionalidades en el este de Fuyaira, sin identificar a los autores pero calificando de “grave” al suceso.

Rápidamente, Irán se desmarcó del confuso incidente y denunció un complot para desestabilizar la región, además de pedir una investigación para dar con los responsables. Razón no le falta: EE.UU.había advertido horas antes a las embarcaciones de la región que “Irán o sus aliados” podrían atacar al tráfico marítimo. Los barcos atacados son “Al Marzoqah” y “Amjad” (sauditas), el emiratí “A. Michel” y “Andrea Victory”, de la compañía noruega Thome, que aseguró que el buque fue “alcanzado por un objeto indeterminado”.

“Si realmente hubo un intento deliberado de dañar a estos petroleros, entonces podría ser una advertencia de Irán sobre las consecuencias de cualquier acción militar contra sus objetivos en la región”, consideró Neil Partrick, experto sobre el Golfo Pérsico. El anuncio de estos incidentes llega en un contexto de fuertes tensiones entre Estados Unidos e Irán tras el refuerzo de las sanciones del presidente Donald Trump contra Teherán, que anunció que suspenderá sus compromisos sobre su programa nuclear.

Europa advierte contra una “escalada militar”
Bruselas.- Los líderes de la Unión Europea (UE) expresaron ayer su inquietud por una escalada de tensión entre Estados Unidos e Irán en varias reuniones con el jefe de la diplomacia norteamericana, Mike Pompeo, a quien advirtieron sobre el riesgo de un conflicto “por accidente” en el Golfo Pérsico. “Dejé en claro (a Pompeo) que nos preocupa el desarrollo y las tensiones en la región, que no queremos una escalada militar”, informó el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, tras reunirse con el funcionario estadounidense.

“Estamos muy preocupados por el riesgo de que haya un conflicto por accidente a raíz de una escalada involuntaria en ambos lados”, agregó el canciller británico, Jeremy Hunt. De camino a Rusia, donde hoy se reunirá con el presidente ruso, Vladimir Putin, Pompeo hizo ayer un alto sorpresivo en Bruselas, donde finalmente recogió un claro rechazo a las amenazas de Estados Unidos contra Irán. Tanto que España anunció la retirada temporal de la región de la fragata Méndez Núñez (F-104), con 215 marineros a bordo, del grupo de combate encabezado por el portaaviones USS Abraham Lincoln ante la escalada de tensión entre Washington y Teherán. 

Fuertes cruces por el mercado de armas
BRUSELAS.- La Comisión Europea (CE) respondió ayer las duras críticas lanzadas por Estados Unidos contra la política europea de defensa: Washington acusa a Bruselas de poner en marcha proyectos de armamento que impedirán la participación de las empresas estadounidenses, plan que pondría en peligro “décadas de cooperación militar” a través de la OTAN, según advirtió.

La CE respondió ayer que esas críticas son totalmente infundadas: “La UE tiene un marco de licitación y compra en defensa abierto y competitivo, bastante más, de hecho, que el mercado de adquisiciones de EE.UU.”, señaló un portavoz de la CE, que reveló que las empresas norteamericanas abarcan el 81% del valor de los contratos de defensa en el viejo continente. De fondo, planea una disputa por el desarrollo y la independencia armamentística.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar