Argentina: 25% de las especies está en riesgo de extinción

La actividad que más degrada a la naturaleza es la agricultura no sustentable

Un reciente informe científico da cuenta de que en la Argentina, el 25% de las especies está en riesgo y su valor natural y económico es incalculable. “En el informe regional del Ipbes (Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos) de América, estimamos que en nuestro continente el valor económico de las contribuciones de la naturaleza, si lo pusiéramos en términos monetarios, llegaría a $24 trillones de dólares al año, lo cual es equivalente al producto interno bruto de todos los países del continente juntos.

Para el caso de la Argentina, este valor ascendería a más de $30.000 dólares por persona por año, es decir más de tres veces el sueldo promedio”, detalló Christopher Anderson, investigador del Conicet en Tierra del Fuego y unos de los autores del reporte. “La biodiversidad en términos ecológicos incluye todas las especies de un lugar, pero también sus ambientes, hábitats y ecosistemas.

En su conjunto, es importante conservarla no solo por su valor ecológico sino también por lo que representa para nuestra calidad de vida”, explica. Alejandro Valenzuela, también del Conicet e investigador de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (Iucn, por sus siglas en inglés) sostiene: “La Argentina es un territorio complejo, con 18 ecorregiones, yendo desde la zona subtropical hasta la Antártida y desde las montañas más altas de América hasta el abismo profundo del mar. Esta diversidad ecosistémica hace que el país, según su Estrategia Nacional de Biodiversidad, albergue más de 100.000 especies de artrópodos, 10.000 de plantas vasculares, 1.002 de aves, 978 de peces, 406 de reptiles, 385 de mamíferos y 178 de anfibios. De estas especies, Uicn estima que alrededor del 25% se encuentra bajo amenaza de extinción”.

“La buena noticia es que tenemos un buen diagnóstico del problema. Sabemos que los factores principales de la degradación ambiental (...) es la expansión de la agricultura no sustentable, la crisis climática, la contaminación, la sobreexplotación de recursos naturales y la introducción de especies por fuera de su rango nativo. Para enfrentar estas amenazas, el desafío es que las decisiones públicas y privadas se basen en los múltiples valores que están en juego y los múltiples sectores sociales que están afectados”, indica Anderson, que además sostiene que se debe medir el valor de las especies en términos “de inclusión y justicia social”, además de economica y ecológicamente.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar