Santiago: tras las protestas, suspenden la suba del boleto del subte

Durante el sábado, las manifestaciones ya se habían extendido a otras ciudades del país, pese al estado de sitio declarado ayer.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció este sábado la suspensión del alza en la tarifa del metro de Santiago.

Lo hizo tras el estallido social que desde el viernes afectó al servicio de transporte pese a que se había decretado el "estado de emergencia", con el que los militares tomaron las calles por primera vez desde el retorno a la democracia en ese país, en 1990.

"Quiero anunciar hoy día que vamos a suspender el alza de los pasajes del metro", dijo el primer mandatario en un mensaje en el palacio presidencial de La Moneda, mientras las protestas se concentraban en distintos puntos de la capital.

En el marco del estado de emergencia, las autoridades trasandinas decretaron un toque de queda en Santiago entre la noche de hoy y las primeras horas del domingo.

Mientras, decenas de tanquetas del Ejército y miles de efectivos fuertemente armados se desplegaron en la Plaza Italia, ubicada en el centro de Santiago, para hacer frente a las importantes manifestaciones que estallaron durante el viernes.

Tras el aumento de la tarifa del metro, que pasó de 800 a 830 pesos (U$S1,20), además de las evasiones masivas, en las calles santiaguinas también se hicieron eco de varias antiguas demandas sociales, en un país con una alta desigualdad social.

Hoy, al menos cinco autobuses del transporte público fueron quemados, lo que llevó a la empresa a anunciar la suspensión temporal de todo el servicio, dejando a siete millones de habitantes sin transporte público al estar también paralizado el metro.

En total, 78 estaciones han sido atacadas estos últimos dos días, con una extendida rabia expresada por los manifestantes. En otras ciudades, como Concepción y Valparaíso, también hubo protestas. En el vecino puerto de San Antonio, ardió un supermercado.

En Santiago, en comunas como Ñuñoa y Providencia, los vecinos salieron pacíficamente a las calles para hacer sonar sus ollas y sartenes.

Piñera expresó comprensión por las protestas, reconociendo que hay "buenas razones para hacerlo", pero llamó a "manifestarse pacíficamente" y señaló que "nadie tiene derecho para actuar con la brutal violencia delictual de aquellos que han destruido, incendiado o dañado más de 78 estaciones del Metro de Santiago".

© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar