Comienza el juicio político contra el presidente Trump

Los diputados convertidos en fiscales leyeron los cargos que pesan contra el mandatario

WASHINGTON.- El Senado de Estados Unidos dio ayer inicio formal al juicio político contra el presidente Donald Trump en un contexto marcado por el bipartidismo entre republicanos y demócratas, las elecciones generales de noviembre próximo y el sacudón que generó una nueva documentación que salió a la luz vinculada al caso. Cabe recordar que el mandatario norteamericano está acusado de presionar a Ucrania para que encontrara información perjudicial sobre uno de sus principales rivales de cara a los comicios de este año, Joe Biden, y de boicotear las pesquisas parlamentarias del caso.

Una serie de rituales dieron comienzo al tercer impeachment de la historia del país. Por un lado, los siete congresistas demócratas que oficiarán de fiscales durante el proceso leyeron los cargos contra Trump. Más tarde, llegó el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, John Roberts, quien ejercerá de árbitro en el pleito. Tras jurar imparcialidad, el magistrado se volvió a los 100 senadores que componen la Cámara Alta para tomarles juramento. Los legisladores serán, en el proceso, el jurado. Pese al ruido que genera el impeachment en términos políticos, su alcance podría resultar nulo por la mayoría republicana del Senado.

De cualquiera, la defensa de Trump, encabezada por el abogado de la Casa Blanca, Pat Cipolle, se prepara para las siguientes etapas del juicio. Mientras tanto, el mandatario norteamericano insiste en que el proceso es una “caza de brujas” armada por los demócratas. Además, sostiene que sus peticiones al propio presidente ucranio, Volodimir Zelenski, para que anunciase investigaciones que perjudicarían a la oposición “no tuvieron nada de malo”, porque buscaban combatir un supuesto caso de corrupción.

No obstante, el accionar de su abogado personal, Rudy Giuliani, con Kiev y la invitación a la Casa Blanca, como presunto mecanismo de presión, cuestiona la versión del mandatario. Además, nuevos materiales aportados por Lev Parnas, un socio de Guiliani, revelaron que Trump conocía las presiones del letrado. Finalmente, la oficina de control del Gobierno, una agencia independiente dentro de la administración pública, presentó ayer un informe en el que califica de ilegal la congelación de ayudas militares a Ucrania decidida el pasado verano por la Casa Blanca. La decisión resulta clave en este caso porque la acusación lo considera una forma de presión a Kiev para forzar un anuncio negativo sobre Biden.

Nuevo pacto comercial con México y Canadá

WASHINGTON.- Momentos antes de que comenzase la apertura formal del juicio en el Senado, esa misma Cámara otorgó a Trump una gran victoria legislativa: la aprobación por abrumadora mayoría -89 votos a favor contra 10 en contra- del nuevo tratado comercial con México y Canadá. El Umsca (por sus siglas en inglés) sustituye el Nafta, que prácticamente eliminaba los aranceles a la mayoría de los productos intercambiados entre los tres países, y prevé nuevas normas para los intercambios de servicios y bienes industriales y agrícolas. El Nafta había sido muy criticado por Trump y, tras arduas negociaciones, sobre todo en materia de derechos laborales, finalmente se aprobó. En este marco, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que el visto bueno del Parlamento estadounidense cierra una “fase importante”. Además, sostuvo que “este tratado va a significar más confianza en México para la llegada de inversiones, para que se instalen empresas”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar