China aísla a cuatro ciudades por el virus

El Gobierno puso en cuarentena a unas 20 millones de personas alrededor del epicentro del brote epidémico

PEKÍN.- Las autoridades de China extremaron ayer al máximo las medidas de control ante la rápida expansión del coronavirus, que ya habría matado a 25 personas e infectado a casi 600 en el gigante asiático. En vísperas del inicio del Año Nuevo Chino, que moverá a millones de personas por su territorio, el Gobierno comunista aisló ya a unas 20.000.000 de personas alrededor de Wuhan, el epicentro donde surgió el nuevo virus, ampliando la cuarentena a cinco ciudades.

Después del cerco impuesto desde ayer a Wuhan, donde “los habitantes no tienen que abandonar (la ciudad) sin razón específica”, las autoridades ordenaron también el aislamiento de otras cuatro ciudades de sus alrededores: Huanggang (que alberga 7,5 millones de habitantes), Ezhou (de un millón de residentes), Chibi y Zhijiang (ambas con unos dos millones de habitantes), donde se suspendieron todos los medios de transporte por aire y por tierra.

Si bien la Organización Mundial de la Salud (OMS) descartó ayer la necesidad de declarar una emergencia internacional por la epidemia (ver La OMS…), la preocupación crece aceleradamente al ritmo de los contagios: el Centro Nacional de Datos Genómicos de China (NGDC) confirmó por ejemplo que el nuevo coronavirus es un 80% similar al virus del Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (Sars) que en 2003 generó un brote que afectó a 8.098 personas y mató a 774, principalmente en China.

Por eso, los controles se extreman al máximo mientras se busca el origen del virus. En otras grandes urbes chinas, los gobiernos locales cancelaron todos los festejos públicos por el Año Nuevo lunar, que comienza mañana, para evitar contagios. La alcaldía de Pekín directamente canceló los eventos de grandes dimensiones: no se celebrarán las populares ferias de los templos, que congregan a decenas de miles de personas, a la vez que también cerrará la Ciudad Prohibida, uno de los lugares turísticos más visitados del país. Algunas ciudades llegaron a cerrar los centros de distención pública como cafés, cines o shoppings. Medidas similares se tomaron en la región autónoma de Macao y la provincia costera de Zhejiang, mientras que el Gobierno impuso el uso de máscaras de protección a toda la población.

Con los mercados financieros en estado de pánico (las bolsas de China volvieron a registrar ayer fuertes pérdidas ante el temor que se repita la experiencia del Sars), los investigadores siguen buscando el origen del virus, que se encontraría en murciélagos o serpientes, según aseguró ayer un estudio. El virus ya se extendió a países como Tailandia, Japón, Corea del Sur, Taiwán y los Estados Unidos, aunque también se investigan posibles casos de contagio en Perú, Singapur, Arabia Saudita, Escocia e Italia. En nuestra región, Brasil descartó ayer un posible caso en Minas Gerais.

La OMS evita declarar la emergencia global

GINEBRA.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) resolvió ayer no declarar el estado de “emergencia internacional” por la expansión del coronavirus nacido en la ciudad china de Wuhan, aunque consideró que el brote es “importante”. Tras dos días de debate de un Comité Especial convocado de urgencia para tratar la situación, la OMS resolvió no declarar la emergencia global aunque aclaró que la decisión “no implica que no pueda hacerse en otro momento”.

La decisión fue dividida, ya que la mitad de los 16 expertos de la comisión pidió tomar esta medida excepcional reservada para las epidemias más graves, mientras que la otra mitad se mostró en contra de la medida. “Dado el número de casos (más de 600) y su severidad (18 muertes confirmadas), con un limitado número de infecciones fuera de China y considerando los esfuerzos de las autoridades de este país para contener al virus, hemos decidido que es demasiado temprano”, explicó en una rueda de prensa Didier Houssin, presidente del comité.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar