EE.UU. entró en emergencia ante un estado de gran incertidumbre

Por otra parte, a Donald Trump le dieron negativos los análisis de coronavirus

WASHINGTON.- Con su gobierno bajo una ola de críticas por su tardía respuesta a la pandemia del coronavirus, y ante un país que comenzó a paralizar su vida pública, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró el viernes el estado de “emergencia nacional” para mejorar la coordinación con los gobiernos locales y liberar unos 50.000 millones de dólares para afrontar la crisis.

El anuncio fue el epílogo de una semana marcada por la tensión, que incluyó la caída de los mercados financieros y una desesperada ofensiva del Gobierno para ponerse a tono con la realidad, que le chocó al propio Trump en el rostro, cuando quedó como sospechoso de haberse contagiado tras compartir un evento con el presidente brasileño Jair Bolsonaro, que llevaba un enfermo en su comitiva.

El sábado, el propio Trump informó que los estudios le dieron negativo y se desligó de toda responsabilidad en la crisis, pese a que el sistema de salud no pudo hacerle frente al punto que ni siquiera se sabe el número total de infectados porque hasta el viernes apenas se habían hecho unos 3.600 test (Trump de hecho prometió distribuir unos cinco millones de exámenes).

El New York Times publicó incluso los pronósticos reservados de los expertos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), a cargo de la crisis, que indican que, en el peor de los escenarios, la epidemia podría generar entre 160 y 214 millones de enfermos y de 200.000 a 1,7 millones de muertos en Estados Unidos, donde el sistema de salud privado se ha convertido en el peor enemigo de la salud pública.

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar