Fosas comunes en el Amazonas

En ese cementerio son enterrados unos cien cuerpos por día contra los 30 que eran sepultados hasta antes del pico de la pandemia

BRASILIA.- Al igual que en otras partes del país, la pandemia del coronavirus causa estragos en el estado brasileño del Amazonas, donde la Alcaldía de Manaos comenzó a cavar fosas comunes porque los cementerios fueron rebasados por las víctimas del Covid-19. El alcalde Arthur Virgilio anunció la construcción de pozos colectivos, a los que llamó “trincheras”, en el Cementerio Nossa Senhora de Aparecida, donde los cajones son apilados para enterrarlos conjuntamente.

Según la prensa amazónica, en ese cementerio son enterrados unos cien cuerpos por día contra los 30 que eran sepultados hasta antes del pico de la pandemia. Todo ocurre en un contexto de caos institucional del país por el enfrentamiento del presidente Jair Bolsonaro con los gobernadores que decretaron medidas de aislamiento masivo para detener la pandemia, con hechos insólitos.

Ayer se supo que el gobierno de Bolsonaro se disputa con los gobernadores estaduales, especialmente los opositores, el suministro de los materiales médicos para asistir a enfermos. “El Ministerio de Salud confiscó los respiradores para nuestro hospital”, denunció Riane Azevedo, del Instituto Dr. José Frota de Ceará, donde tenía previsto abrir 40 nuevas camas de cuidados intensivos en mayo con los insumos: “Esto no tiene sentido.

Es como trabajar contra uno mismo”, se lamentó. A su vez, el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araújo, acusó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de participar de un plan para “implantar el comunismo” en el mundo. “El globalismo substituyó al socialismo como fase preparatoria para el comunismo. La pandemia representa para él una inmensa oportunidad de construir un orden mundial sin naciones y sin libertad”, aseveró Araújo.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar