La crisis de Brasil alcanza niveles alarmantes

El último reporte de las autoridades sanitarias indicó que en 24 horas se registró un récord de 19.951 contagios del virus en el país

BRASILIA.- Mientras el presidente Jair Bolsonaro impone el uso de la polémica “cloroquina” para tratar a los enfermos de coronavirus, y ratifica al general Eduardo Pazuello como nuevo ministro de Salud, el país sigue rompiendo récords de contagios y muertes por la pandemia con cifras alarmantes. El último reporte de las autoridades sanitarias indicó que en 24 horas se registró un récord de 19.951 contagios del virus en el país, para totalizar 291.579 enfermos, a la vez que las muertes diarias fueron 888 (para totalizar 18.859 decesos).

En ese contexto, el Gobierno impuso ayer la mayor bandera de Bolsonaro: extender el uso de cloroquina, un remedio para la malaria, a todos los enfermos de Covid-19, una solución que el propio mandatario admitió que no tiene base científica. Sin médicos que lo respalden, el Ministerio de Salud publicó un protocolo que permite la aplicación de cloroquina e hidroxicloroquina siempre y cuando el paciente sepa que puede morir o sufrir efectos colaterales graves por el tratamiento. “Todavía no existe comprobación científica pero está siendo usada con controles en el mundo.

Estamos en Guerra. Peor que ser derrotado es sentir vergüenza de no haber luchado. Dios bendiga a nuestro Brasil”, argumentó Bolsonaro en Twitter. El repudio de la comunidad médica brasileña y mundial fue unánime, pues hasta ahora la droga se usaba sólo para casos graves de Covid-19 a nivel avanzado. “Tengo 80 años y desde la redemocratización nunca tuvimos una situación tan crítica”, consideró a su vez el historiador José Murilo de Carvalho en una entrevista con la BBC, donde afirmó que “es cada vez más difícil imaginar que Bolsonaro llegue al final del mandato”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar