La llegada del Covid-19 a las villas desafía a toda la región

América Latina enfrenta una crisis sanitaria explosiva en los barrios marginales

WASHIINGTON.- América Latina se convirtió esta semana en el epicentro mundial de la pandemia del nuevo coronavirus al superar los números de contagios diarios de Estados Unidos y Europa gracias a la explosión de la enfermedad en países como Brasil, Chile, Perú, México o Ecuador.

La propia Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó el martes sobre esta situación al advertir que “en Sudamérica estamos especialmente preocupados porque el número de nuevos casos registrados la semana pasada en Brasil es el más alto en un período de siete días desde el comienzo de la pandemia”, en palabras de Carissa Etienne, directora del organismo, que llamó a “no relajar las restricciones o reducir las estrategias preventivas”.

Sin embargo, el mayor desafío que enfrenta nuestra región se encuentra en otro dato crítico del momento: la llegada del Covid-19 a las villas miseria y los barrios marginales de casi todos los países, algo que puede convertirse rápidamente en una bomba de tiempo que costará mucho tiempo desactivar.

Los millones de habitantes que viven en favelas, villas o asentamientos marginales enfrentan realidades doblemente adversas: a la velocidad de multiplicación del virus se suman las condiciones de hacinamiento, pobreza y ausencia de servicios básicos, que potencian las posibilidades de contagio ante la aglomeración de gente y la imposibilidad de cumplir el confinamiento por la necesidad de salir a procurarse el sustento diario.

“Estamos cada vez más preocupados por los pobres y otros grupos vulnerables con mayor riesgo de enfermedad y muerte por el virus”, enfatizó la directora de la OPS.
La situación es especialmente grave en las favelas brasileñas o los barrios pobres de México, Perú o Chile, donde la ausencia del Estado agrava las necesidades. Para sus habitantes, “hay una contradicción entre morir de hambre o morir del virus”, alertó la economista brasileña Dalia Maimon, de la Universidad Federal de Rio de Janeiro.

En México o Brasil, los carteles narcos distribuyen comida y medicinas en los barrios marginales, mientras que en Honduras las pandillas organizan campañas de desinfección para proteger a los habitantes de los territorios que controlan. “Debemos tener nuestras propias políticas públicas y crear alternativas debido a la ausencia del Gobierno”, explicó Gilson Rodrigues, líder vecinal de Paraisópolis, la segunda mayor favela de Sao Paulo (100.000 habitantes). En Chile, el abandono de los vecinos de las barriadas pobres de Santiago estalló la semana pasada, cuando cientos de personas salieron a protestar por la falta de ayuda oficial y el hambre que están pasando. Con la curva de contagios acelerándose en países como Brasil, Perú o Chile, todo indica que la situación empeorará.

Brasil ya es el país con más muertes diarias del mundo

BRASILIA.- Las últimas estadísticas de la pandemia confirman que Brasil ya se convirtió en epicentro global del coronavirus, al registrar 1.086 nuevas muertes en las últimas 24 horas, con lo que el total de fallecidos superó la barrera de los 25.000.000. Ya el lunes, con 800 nuevos decesos, se había convertido en el país con más muertes diarias en el mundo, superando a Estados Unidos.

Ayer, un estudio de la Universidad de Washington aseguró que para principios de agosto Brasil habrá superado la marca de 125.000 víctimas fatales por la pandemia. Con 411.000 enfermos confirmados, la mayoría de los estados ya tiene más del 70% de las camas para pacientes críticos de sus hospitales ocupadas. 

Chile extiende la cuarentena ante el descontrol del brote

SANTIAGO DE CHILE.- El gobierno chileno anunció ayer la extensión por siete días de la cuarentena total en el Gran Santiago por la ola de contagios de coronavirus, que ya superó los 82.000 enfermos, mientras que el presidente Sebastián Piñera alertó que la ocupación de camas de terapia intensiva ya llegó al alarmante nivel del 94% en la capital.

El sistema de salud está “tremendamente estresado, tremendamente exigido (...) muy cerca de su capacidad máxima”, advirtió Piñera, quien reclamó obediencia a la población porque sino “la situación se va a agravar”. El reporte diario indicó ayer que se registraron 4.328 nuevos enfermos y 35 muertes en 24 horas, con lo que el total de fallecidos ascendió a 841.

La pandemia se comienza a acelerar también en Colombia

BOGOTÁ.- Colombia llegó ayer a los 23.003 casos oficiales de coronavirus al sumar 1.022 contagios nuevos, mientras que las víctimas mortales ya son 776, con el reporte de 26 fallecimientos en la jornada.

Según el boletín diario del Ministerio de Salud, Bogotá tuvo la mayor cantidad de contagios, con 357, seguida de los departamentos de Valle del Cauca (183), Atlántico (166), Bolívar (73), Antioquia (72), Cundinamarca (49) y Amazonas (29). Si bien los números son relativamente bajos, se trata de la segunda jornada en la que el país reporta más de 1.000 contagios diarios, lo que elevó el alerta de las autoridades que anunciaron que redoblarán los test para detectar el virus. 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar