Trump redobla los esfuerzos para intentar revertir su derrota

El presidente Donald Trump planea intensificar su agenda de viajes ya de por sí vertiginosa en la última semana completa de la campaña presidencial, pasando por alto el aumento de casos de coronavirus en el país (ver La vacuna…), ante un escenario crecientemente adverso.

WASHINGTON.- Se espera que Trump aparezca en casi una docena de estados en un último esfuerzo por recuperar terreno frente al demócrata Joe Biden, que lo viene aventajando en las encuestas de intención de voto: el presidente republicano participará en 11 actos tan sólo en las últimas 48 horas. Con más de un tercio de los votos esperados en la elección ya emitidos, es sin embargo cada vez más difícil que Trump o Biden redefinan la suerte de los comicios, algo que comienza a verse también en el exterior.

“Lo que observamos constantemente es que no quedan muchos votantes indecisos y esta etapa de la carrera tiene que ver realmente con la participación. Se trata de educar los votantes para asegurarse de que saben cómo votar y asegurarse de que vayan a hacerlo”, aseveró Kate Bedingfield, subdirectora de campaña de Biden. El candidato demócrata supera a Trump en la mayoría de las encuestas nacionales y tiene ventaja, aunque sea estrecha, en muchos estados decisivos.

Cuenta demás con una mayor cantidad de dinero para la campaña que Trump y lo está usando para su cobertura electoral en las distintas emisoras con una ventaja de casi 2 a 1 en las últimas dos semanas. Un dato relevante en este contexto es que las instituciones de la Unión Europea y las principales cancillerías del bloque llevan meses con las relaciones con Estados Unidos al mínimo posible, casi congeladas. La razón, según se reveló ahora por la prensa europea, es que esperan una dura electoral de Trump, el presidente estadounidense que peores relaciones ha tenido con los europeos prácticamente desde que nació Estados Unidos.

Los artículos revelaron que sólo tres gobiernos del bloque alientan una victoria de Trump: el húngaro, el polaco y el esloveno, los tres gobernados por nacionalistas de ultraderecha. Hasta un aliado incondicional de Trump como el presidente brasileño Jair Bolsonaro se comienza a anticipar a una derrota que puede perjudicarlo en su carrera a la reelección en 2022, todo un signo de lo que viene. 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar