El Perú rural se instaló en Lima para defender el voto a Castillo

Miles de campesinos realizan una vigilia permanente frente al partido del candidato

Decenas de miles de personas se movilizaron el miércoles en Lima, capital de Perú, para defender el triunfo del candidato de izquierda Pedro Castillo, un día después de que la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) culminara con el escrutinio oficial que lo ubicó en el primer lugar, tras los intentos de la derecha de modificar o hasta anular los comicios.

Fue apenas un anticipo de lo que se puede venir en las próximas horas en el país vecino ante la indefinición de los comicios presidenciales. Si bien el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) de Perú ya resolvió la mayoría de las impugnaciones sobre las actas electorales –rechazando gran parte de las apelaciones presentadas por la candidata de ultraderecha Keiko Fujimori-, los sectores conservadores y el establishment peruano amenazan con avanzar en sus reclamos para anular la segunda vuelta presidencial celebrada hace diez días.

Es más, el embate de la derecha no se limita al país: 17 ex presidentes latinoamericanos y un ex presidente del Gobierno de España - entre los que se cuenta el argentino Mauricio Macri- reclamaron ayer que no se declare ganador a ninguno de los candidatos que participó en el ballottage peruano hasta que las autoridades electorales resuelvan “todas las impugnaciones y observaciones” en las actas. “Importante pronunciamiento de 17 ex presidentes por la democracia latinoamericana. La elección no ha terminado aún. Seguiremos defendiendo el legítimo derecho de millones de peruanos hasta el último voto”, celebró Fujimori, que sigue sosteniendo sus denuncias de fraude en la elección.

Ante este estado de incertidumbre, el Perú rural y bastión de Castillo bajó a Lima para defender su voto. “¡En costa, sierra y selva, Pedro ya ganó!” se escuchó gritar el miércoles entre los campesinos ataviados con sus trajes típicos y látigo en mano que llegaron a Lima desde el altiplano peruano, en la frontera con Bolivia, para marchar por los comicios. “Estamos indignados por todas las mesas que nos han impugnado, somos el pueblo olvidado, es por eso nuestra protesta”, explicó Estela Anampa Gómez, de 52 años.

Miles de hombres y mujeres campesinos realizan una vigilia permanente frente a la sede del partido de Castillo, Perú Libre, en el centro histórico de Lima. Dicen que permanecerán allí hasta que el Tribunal Electoral lo proclame vencedor. El escrutinio oficial del 100% de las mesas dio este martes un 50,12% a Castillo, 44.058 votos más que los obtenidos por Fujimori, pero el Jurado Nacional de Elecciones, máximo tribunal electoral, todavía debe resolver las más de 940 solicitudes de impugnación de la candidata derechista antes de proclamar al ganador.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar