En la jura simbólica, Castillo anunció un diálogo nacional

Castillo juró simbólicamente en la histórica Pampas de la Quinua

El flamante presidente de Perú, Pedro Castillo, juró ayer que gobernará “por un país sin corrupción, por los pueblos originarios y por una nueva Constitución”, en una ceremonia simbólica efectuada en Pampas de la Quinua, zona rural del departamento andino de Ayacucho en que se libró en 1824 la batalla que expulsó para siempre a las tropas españolas de Sudamérica.

“Rompamos juntos las cadenas de la pobreza y el subdesarrollo (…) se vienen tiempos buenos, tiempos mejores”, afirmó Castillo en un discurso improvisado, donde anunció que la próxima semana se reunirá con los gobernadores departamentales y luego con los alcaldes para “ponernos al frente, sacarnos los zapatos y trabajar por el país”.

En la ceremonia, estuvieron presentes los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; Bolivia, Luis Arce; y Chile, Sebastián Piñera; además del ex presidente boliviano Evo Morales. Luego, todos se trasladaron en helicóptero a Pampas de la Quinua.

Por la tarde, Castillo tomó el primer juramento de su Gabinete: el congresista de izquierda Guido Bellido, que será el primer presidente del Consejo de Ministros del Gobierno. “Por los más de 30.000.000 de hermanos, por la lucha contra la corrupción, por el trabajo para nuestro pueblo, sí juro”, afirmó Bellido.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar