Los talibán empiezan a aplicar los castigos de la ley islámica

El Gobierno colgó de grúas los cuerpos de cuatro presuntos secuestradores

El gobierno talibán asesinó y colgó este sábado de unas grúas los cuerpos de cuatro hombres acusados de realizar secuestros en Herat, en el oeste de Afganistán. Lejos de contener la difusión de la noticia, los milicianos talibán mostraron en las redes sociales los cuerpos ensangrentados en camionetas y una grúa levantándolos, mientras una multitud de personas se reunía alrededor.

El vicegobernador de Herat, Mawlawi Shir Ahmad Muhajir, explicó que los cadáveres fueron exhibidos en varias plazas públicas para dar una lección de que el secuestro no será tolerado, una penalidad que forma parte de la ley islámica, la sharia, una serie de códigos de convivencia extremos.

“Para que sea una lección para otros secuestradores de no secuestrar ni acosar a nadie, los colgamos en las plazas de la ciudad y dejamos claro a todos que todo el que robe o secuestre o haga alguna acción contra nuestro pueblo será castigado”, explicó Ahmad Muhajir, quien enfatizó que “somos el Emirato Islámico. Nadie debería dañar a nuestra nación. Nadie debería secuestrar”.

El mullah Nooruddin Turabi, uno de los fundadores de los talibán, aseguró además que volverán los castigos severos, amputaciones y ejecuciones implementados durante el último régimen en Afganistán. “Nadie nos va a decir cuáles leyes debemos tener. Seguiremos los lineamientos del islam y nuestras leyes estarán basadas en el Corán”, sentenció.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar