Enfermedades que podés contraer en un baño público

Para muchas personas, el uso del baño público puede generar incomodidad o inhibición ya que, usualmente, no se encuentran extremas condiciones de higiene.

A raíz de esta situación, es muy común contraer enfermedades si uno entra en contacto directo con la tapa o con el borde del inodoro.
Según indica el experto Jorge A. Coronado González, uno puede contraer varias enfermedades en un baño público, sin embargo, las más comunes son las gastrointestinales, las infecciones urinarias, la salmonelosis, tifus y hepatitis.
Los virus o gérmenes que transmiten estas enfermedades suelen transmitirse a través de la propia orina o de los excrementos de las personas que padecen alguna de estas afecciones. Paralelamente, también pueden contagiarse tras tocar algún objeto que haya estado en contacto con tales deshechos.
“La persona que utiliza los baños tendría que tener una herida abierta en piel o en mucosas, y al mismo tiempo, tener contacto directo con la sangre o cualquier tipo de secreción que pudiera contener el agente infeccioso”, sugiere el especialista.
Por esta razón, los especialistas remarcan que la prevención es fundamental para evitar el contagio de estas enfermedades. Por eso, recomiendan lo siguiente:
1. Lavarse las manos con agua y jabón antes y después de ir al baño
2. Tocar la canilla con papel, y no con las manos directamente.
3. No usar el papel higiénico que está en el cubículo.
4. Poner papel sobre la taza antes de sentarse.
5. No tocar el botón con las manos sino con papel higiénico.

 

07 Febrero 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar