San Francisco de Alfarcito, pueblo auténtico

Este pueblo de aproximadamente 160 habitantes está en Cochinoca, a 170 km de San Salvador de Jujuy y a menos de 8 km de las Salinas Grandes y la Laguna de Guayatayoc.


Alfarcito tiene belleza con la que presumir: se encuentra sobre un cordón montañoso, a más de 2900 metros sobre el nivel del mar, por lo que regala una vista fascinante e impactante de los alrededores.


Las callecitas con antiguas casas dispersas, construidas en piedra y techos de waya (torta de barro y paja). El salón artesanal donde las manos de las hilanderas y tejedoras locales elaboran sus prendas. Las terrazas de cultivo, las tareas de campo, las llamas. La iglesia San Francisco de Asís, construida por la comunidad, colorida y llena de imágenes que muestran la devoción de sus pobladores.

Todo va adentrando de a poco en la identidad y la vida tranquila de este rincón en plena Puna jujeña. Este es el lugar para vivir una auténtica experiencia de turismo rural comunitario, disfrutar de la hospitalidad de sus pobladores en una posada familiar y compartir la vida cotidiana del campo en la puna, sus costumbres, sabores, fiestas y actividades como el pastoreo y la plantación de papas, habas, maíz, según el calendario.

En el salón artesanal se exhiben los productos que se hacen con fibra de lana de llama y oveja, y se puede observar el proceso de su elaboración. Los guías locales, además, llevan a los viajeros por circuitos de mucha belleza natural para visitar los encantos cercanos: la comunidad de Sausalito, la laguna Guayatayoc, Rinconadillas, la vieja escuela, Peña Alta y Casa León, entre otros.

Pequeños pueblos como este son únicos por su naturaleza, historia, paisaje y tradición.

17 Mayo 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar