La amada

Otro día en el paraíso | Por Federico Racca

La gente dice que no existe / porque nadie quiere admitir que hay una ciudad subterránea donde la gente vive todos los días / de los desperdicios y la basura, de los descartes de sus semejantes. // Aquí, en Subcity, la vida es difícil / no recibimos ninguna ayuda del gobierno / igual me gustaría darle mis más sinceros saludos al señor Presidente / por no tenerme en cuenta… // Dicen que hay demasiados crímenes en las calles de la ciudad / (mis sentimientos son exactos) / El gobierno y las grandes empresas mueven los hilos… / Cuando trabajaba, trabajaba en fábricas / ahora estoy a merced del mundo / supongo que soy afortunada de estar viva

Es 1993, una mujer negra, hermosa, con rastas, se acerca al rey y lo saluda vestida de impecable negro. Es la primera mujer (y negra) en ganar el Nobel de Literatura: Beloved (la amada) dice: “Había una vez una mujer anciana. Ciega. Sabia”. En la versión que conozco la mujer es hija de esclavos, negra, americana y vive sola en una pequeña casa en las afueras del pueblo. Su reputación respecto de lo sabia que es, no tiene par, es incuestionable. Entre su gente ella es a la vez la ley y su trasgresión. El honor y el respeto que le tienen van hasta mucho más allá de su pueblo. Un día a la mujer la visitan unos jóvenes que vienen con la intención de destruir su reputación y poner en evidencia el fraude que ella es. Su plan es simple: entran en su casa y le hacen una única pregunta, cuya respuesta manifiesta la diferencia que tienen con ella, una diferencia que ven como una profunda ineptitud: su ceguera. Se le paran enfrente y uno le dice: “Anciana, tengo en mi mano un pájaro. Dígame si está vivo o muerto”. Ella no contesta y repiten la pregunta: “¿Está vivo o muerto el pájaro que tengo?” Tampoco contesta. Es ciega y no puede ver a sus visitantes, mucho menos lo que tienen en sus manos. No sabe el color de su piel, de dónde vienen ni si son hombres o mujeres. Solo conoce sus motivos. El silencio de la mujer es tan largo que los jóvenes tienen dificultad para aguantar la risa. Finalmente habla y su voz es suave, pero severa. “No sé”, dice, “no sé si el pájaro que tienen está vivo o muerto, lo único que sé es que está en sus manos. Está en sus manos”.

La Beloved, la amada Toni Morrison acaba de irse pero nos deja sus novelas, su lucha por las mujeres y los afroamericanos como un ejemplo. Escribió su primera novela a los cuarenta y el mundo entero se conmovió. The Bluest Eye (Los ojos más azules) narra la historia de una niña negra que quiere tener los ojos azules como su muñecas blancas. Pecho estrangulado al leer sus líneas: “Aunque nadie diga nada, no hubo caléndulas en aquel otoño de 1941. Creíamos entonces que si las caléndulas no habían crecido era debido a que Pecola iba a tener el hijo de su padre”.

Después Toni se desplegó como no lo hicieron aquellas caléndulas del 41 y entonces llegaron: La canción de Salomón, Beloved, Jazz, Paraíso y God help the child en 2015.

La Beloved, en Beloved nos regala: “Tengo un árbol en mi espalda y un demonio en la casa; es decir, nada más que la hija que sostengo en mis brazos. No más correr por nada, nunca huiré de otra cosa en esta tierra. Comencé el viaje y pagué el boleto, pero déjame decirte algo Paul D. Garner: ¡Costó demasiado! ¿Me oyes? Costó demasiado.”

Homenaje final, su nieta (hija) en el arte, Tracy Chapman, sigue cantando para Toni: Ellos dicen que hemos caído por los huecos / dicen que el sistema funciona / pero no los vamos a dejar… / ¡Ayuda! / Supongo que nunca se detienen a pensar / que no sólo queremos tickets de comida / sino la posibilidad de llevar una vida digna / ¡vivir esto no es vida! // ¿Qué hice para merecer esto? / ¿Tener confianza en Dios? / ¿Trabajar cada día de mi vida? / Pensé que tenía algunas seguridades / eso fue lo que pensé // La otra noche tuve una pesadilla / preguntándome qué traería el despertar. / La otra noche soñé / que una cálida luz azul caía sobre mí / me desperté gritando / pensé que estaba muriendo

09 Agosto 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar