¡Cámara! ¡Acción!

Otro día en el paraíso | Federico Racca

Fue en el segundo año del gobierno del Niño Bian que un amigo me dijo que tenía que conocer el Centro Cultural de Villa El Libertador. Me llegué al viejo galpón (de esos iguales a los clubes de pueblo, con paredes de ladrillo y pequeño escenario a la italiana) y fui recibido por Guillermo, alguien formado en cultura comunitaria que me contó la historia de cuarenta y cinco años del centro, de su fundación en 1973, de cómo algunos de sus fundadores fueron desaparecidos -vi una foto de ellos enmarcada en la pared, de esas fotos que el tiempo va borroneando como borroneó aquellos seres lindos. Guillermo me muestra el techo recién inaugurado: “Fue el último subsidio para estas cosas que dio el gobierno de Cristina, ahora no hay más.” Caminamos por los baños proyectados, por los materiales que compraron y atesoran. Me cuenta de los carnavales de Villa El Libertador, de cómo el centro cultural trabaja cada año para su concreción. Me habla de las particularidades de la música y de los bailes del barrio. Nos detenemos en la comunidad boliviana, en su devoción por la Virgen de Urkupiña, en la fiesta que congrega a decenas de miles.

Ahora, mientras escribo esta columna, voy al Facebook del centro cultural, veo distintos posteos: “26 de agosto a las 20:03 horas: El sábado pasado fuimos una partecita de la hermosa Caravana Cultural que organizaron la Mesa de trabajo por los DD.HH. y Casa Macuca. ¡La cultura comunitaria más viva que nunca en El Chingolo♥!”; “19 de agosto a las 11:43 horas: Hermoso festejo de la niñez con las familias del Centro Cultural!!!”; “17 de agosto a las 20:31, Negro Oscar Ruarte Pérez presente ahora y siempre!!!!” y una foto (también borroneada) narra la biografía de Oscar Ruarte Pérez: Lugar de nacimiento: San Cristóbal, Santa Fe, 07/09/1948. Ocupaciones: Dibujante Proyectista en Constructora Ramos Hermanos, actor. Estado: Detenido/a desaparecido/a. Fecha de secuestro: 17/08/1976. Lugar de secuestro: Córdoba Capital (en el momento en que detienen a su ex pareja, Mirta Graciela Britos, ella estaba con sus dos hijas. Las niñas fueron localizadas en 1980 por Abuelas de Plaza de Mayo, viviendo con una familia que las adoptó de buena fe y las acompañó en el reencuentro con su familia biológica.)

Vuelvo al presente. Me enteré que chiques del Centro Cultural han realizado un corto y han sido seleccionados para un festival, que necesitan pasajes y estadía. Le escribo a Marihém Soria, la presidenta. Me cuenta que ella es tallerista de murga, que Lucía Rinero, tallerista de Cine para niñas y niños, es la responsable del proyecto que quedó seleccionado. Le pregunto por el centro y me dice que es una organización cultural comunitaria que desarrolla sus actividades desde una perspectiva territorial. Que se realizan talleres de murga, teatro, cuentacuentos, coro de voces femeninas, artes plásticas, acrobacia en tela y zumba. Que la mayoría de los talleres que se proponen son gratuitos y que trabajan de manera colectiva para generar los recursos para el funcionamiento.

Que cuentan con una sala de teatro llamada “Teatro Studio Uno” (nombre que tenía el grupo de teatro que fundó el Centro Cultural en 1973). Que desde 2005 son responsables de organizar el “Carnaval Popular Zona Sur” que en 2019 tuvo 25.000 espectadores y más de 20 grupos artísticos desfilando. Me dice que el Taller de cine con niños y niñas es un espacio de producción audiovisual comunitaria, que surge por iniciativa de estudiantes y docentes de la carrera de Cine y TV de la Facultad de Artes de la UNC; que funciona desde 2013 y que en él participan niños y niñas de entre siete y doce años de Villa El Libertador y barrios cercanos.

El taller propone aprender a contar con lenguaje audiovisual a través del juego y de la imaginación. El corto seleccionado se denomina “La Cápsula del Tiempo” y narra el viaje de dos niños de Villa El Libertador hacia el pasado, al inicio del centro cultural, en el año 1973. Allí conocen la historia del lugar donde hoy hacen cine. El corto fue seleccionado para participar del Festival Interbarrial Audiovisual, que es un festival con perspectiva de derechos humanos de carácter no competitivo. El mismo será los días 11, 12 y 13 de septiembre en la Universidad de Lanús.

Pienso en que cuarenta y cinco años atrás un grupo de teatreros fundó el centro cultural. Busco y encuentro sus nombres: Jorge Romero, Lito Aguirre, Mirta Britos, Raúl Iglesias, Oscar Ruarte y Carlos Rodríguez. Pienso que si hay un Paradiso (me gustaría que fuera el de Lezama Lima), estarán allí disfrutando del cine hecho por esos (sus) chiques.

Pd: Para ayudar con pasajes o estadía comunicarse con al 351 2145375/351 6173791.

06 Septiembre 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar