Los despidos y suspensiones crecieron 88% durante 2018

Uno de los sectores más golpeados por la crisis económica fue el industrial, según el Cepa

El Centro de Economía Política Argentina (Cepa) informó en las últimas horas que los despidos y las suspensiones crecieron 88% durante los primeros diez meses del año respecto del mismo período de 2017. El informe, publicado el lunes pasado, detalló que entre enero y octubre los casos registrados fueron 59.969, lo cual implica un promedio mensual de 6.000 en ese lapso. De ese total, 36.292 corresponden a despidos, 6.624 a desvinculaciones por cierre de empresas o plantas, 1.644 a retiros voluntarios, y 14.544 a suspensiones. También están contados 865 casos por adelantamiento de vacaciones.

Además, el Centro aclaró que “el dinamismo se percibió en el sector industrial, que representó el 74% de los casos” en medio de la abrupta caída de la actividad. De hecho, de acuerdo con el informe, la industria “protagoniza el proceso de despidos y suspensiones” en 2018. Es más: para el centro de estudios, desde que asumió Cambiemos, “la cantidad de despidos y suspensiones en la industria no se ha detenido”. En este contexto, el Cepa especificó que los despidos y las suspensiones dentro de la industria están encabezados por “el sector automotriz y autopartes, seguido por el sector textil, alimentos y bebidas, el sector electrónica y electrodomésticos y el metalúrgico”, resaltó. A la industria “le sigue el sector de frigoríficos, marroquinería, petróleo, hidrocarburos y refinería y calzado”.

Durante este año se produjeron suspensiones en General Motors, Fiat, Renault y Volkswagen y despidos en Itec y Metalpar. En tanto, el sector textil sufrió suspensiones en Alpargatas, Tipoiti y Dass y despidos en empresas como Alpargatas, Karavell, Coteminas, Adidas, Cadein y Gaelle. Por otro lado, “entre los casos de alimentos y bebidas sobresale el caso de los despidos en Ingenio San Isidro y el Tabacal, Alijor, Citrus Alem, La Campagnola, Alco Canale, Nestlé y Villa del Sur”, especificó el Cepa. A su vez, el sector de electrónica y electrodomésticos tuvo despidos en Eskabe y suspensiones en Electrolux y Mabe.

Y el sector metalúrgico, que continúa en crisis, sumó despidos en Emepa, Epson, Stockl, Indequil, Rheem y Metalúrgica Tandil. Entre los servicios, se ubica en una mala posición el sector comercio, que representa el 53% de los despidos y suspensiones. A los supermercados Walmart, Disco, Jumbo, Carrefour, y Coto se suman casos en Mercado Central y Winery, entre otros.

Finalmente, el informe volcó su atención a los números observados durante el bimestre septiembre-octubre de 2018. Durante ese lapso se detectaron 20.872 despidos y suspensiones. La cifra es muy superior a los 3.087 casos registrados durante el mismo período de 2017. Al considerar el bimestre, “la diferencia alcanza los 17.785 casos, un incremento del 576%”, detalló el Cepa.

Alerta por la difícil situación en la industria del calzado

Uno de los rubros industriales que más suspensiones registra en 2018 es el de los calzados. Según el Cepa, en este sector, se produjeron 20 despidos durante los primeros diez meses del año y 600 suspensiones. Sucede que la producción de calzados afronta una grave situación socio-económica por el alza de 45% en las importaciones observada en los últimos dos años por el equipo de técnicos de Proyecto Económico.

El sector más afectado fue el deportivo, ya que el ingreso de productos terminados o semi-terminados desde Brasil aumentó un 116% en ese período. En este marco, el equipo de especialistas económicos advirtió que “las principales marcas han optado por cerrar indiscriminadamente su producción local para importar mercadería terminada sin ningún tipo de restricciones por parte del Gobierno”. El informe aporta otros números respecto de las fuentes laborales. Según Proyecto Económico se perdieron 2.100 fuentes laborales en los últimos 24 meses, una cifra que agrava el panorama del sector.

La capacidad instalada retrocedió 7,8% en septiembre

La utilización de la capacidad instalada en la industria alcanzó en septiembre un promedio del 61,1% y retrocedió 7,8% respecto del nivel que arrojó en el mismo mes del 2017, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). En tanto, el indicador que difundió el organismo es el segundo más bajo del año y descendió 1,9% respecto de agosto último. De acuerdo con las cifras, la producción de productos de caucho y plástico, la edición e impresión, la industria textil, la metalmecánica y la automotriz, están funcionando por debajo de la mitad de su capacidad productiva.

En la comparación interanual la industria textil es la que más bajó su capacidad productiva. Cayó 28,1%, debido a la menor actividad en la fabricación de hilados de algodón, tejidos planos y de punto. Además, se profundizó la preocupación por el sector alimenticio, cuyo 59,4% de capacidad instalada en septiembre evidencia un índice muy por debajo del 69% de todo el año pasado, del 71% de 2016 y del 74% del último año del gobierno kirchnerista.

14 Noviembre 2018
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar