El Presidente se fue de Chubut sin mencionar al hantavirus

Macri desarrolló una agenda política que no contempló el brote desatado en Epuyén

La gira de Mauricio Macri por el sur del país finalizó ayer con una visita a Chubut. El presidente de la Nación arribó el lunes a la provincia y se reunió con el gobernador Mariano Arcioni, con quien discutió varios temas. Ayer, en tanto, continuó desarrollando su agenda con la inauguración del Parque Eólico Chubut Norte I, en la ciudad de Puerto Madryn.

Sin embargo, se tomó una pequeña licencia. Antes de la inauguración, el jefe de Estado se dirigió en un helicóptero de Prefectura Naval a la localidad de Puerto Pirámides para realizar un avistaje de delfines. Pese a la foto jocosa que se tomó Macri, las sonrisas no sobraron en su corta expedición. Los habitantes de la pequeña localidad lo recibieron con insultos y reclamos.

El Presidente también tenía previsto brindar una conferencia de prensa, pero el encuentro fue cancelado a último momento. Los periodistas que se aprestaban a asistir coincidieron en que la cancelación estuvo vinculada al silencio oficial respecto del tema central que atraviesa Chubut en la actualidad: el brote del hantavirus en Epuyén.

De hecho, Macri se fue de Chubut rumbo a Brasil, donde se reunirá con el presidente Jair Bolsonaro, sin hacer mención alguna a la crisis sanitaria que atraviesa el sur (ver página 14). Resulta curioso también que Arcioni haya obviado el tema durante la visita de Macri. El gobernador estuvo el lunes en la zona afectada para trasmitir tranquilidad a los habitantes, pero cortó con las comunicaciones oficiales sobre el hantavirus cuando el jefe de Estado llegó a la provincia.

El virus no formó parte de la agenda compartida entre Macri y Arcioni. Tocaron otros temas, como los proyectos vinculados a la energía y a la pesca. El mandatario provincial también le pidió el dragado del puerto de Comodoro y la terminación del muelle Storni de Madryn.

Tras ser criticado, Rubinstein llegó a Epuyén

El secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, llegó ayer a Epuyén para interiorizarse de la crisis sanitaria que atraviesa la región por el brote del hantavirus. El funcionario nacional estuvo en el ojo de la tormenta porque recomendó, días atrás, no visitar la zona afectada. El titular de la cartera de Salud mantuvo una reunión con el intendente local, Antonio Reato, y el con el ministro de Salud de Chubut, Adrián Pizzi.

Es la reacción más contundente del gobierno nacional después de las declaraciones de Rubinstein y de un escueto comunicado de prensa difundido horas atrás. De momento, ni Macri ni la ministra de Salud y Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, se refirieron al tema. La visita de Macri a la provincia, programada antes de la repercusión que tuvo el brote, no cambió el hermetismo oficial. La lenta reacción del Gobierno también fue blanco de crítica por parte de especialistas en la materia.

16 Enero 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar