Se realiza la marcha del silencio envuelta en una fuerte polémica

La convocatoria dividió a la clase política y judicial; participará la familia de Nisman

Con un tono eminentemente político, la “marcha del silencio” promovida por un grupo de fiscales y jueces en homenaje a Alberto Nisman se realizará finalmente hoy a las 18 desde la Plaza de los Dos Congresos a la Plaza de Mayo, al cumplirse un mes de la muerte que sacudió a toda la Nación. La movilización dividió al arco político y judicial, amén de la propia colectividad judía. Asistirán la familia y la ex mujer del fiscal Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, quien sin embargo aclaró que lo hará "respetando el original propósito con el que fue concebida".

La expectativa generada en el arco opositor revela la politización definitiva de la marcha, que es alentada indirectamente por los propios organizadores, quienes ayer advirtieron que las críticas del Gobierno "potenciaron" la movilización. "Nosotros tenemos el convencimiento de que la marcha va a ser grande. Estamos viendo que mucha gente se está adhiriendo. Nosotros planteamos hacer un homenaje a Nisman y nos encontramos con mucha gente que quiere hacerlo y lo ve desde esa manera, no de otro modo", aseguró el fiscal ante la Cámara de Apelaciones en lo Criminal, Ricardo Sáenz, quien sin embargo traslució su perfil opositor al cuestionar que el Gobierno "no cuidó debidamente a Nisman cuando estaba vivo ni lo honró luego de muerto".
La propia Policía Metropolitana salió a estimar que habrá unas 300.000 personas en la marcha, a pesar de que el operativo de seguridad será coordinado por la Federal, con presencia también de Gendarmería y Prefectura. El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, informó que los agentes no portarán armas con municiones de plomo ni goma, porque “creo que puede haber provocaciones”, especificó. Es que la marcha reunirá a todo el arco disidente, con la presencia de sindicatos como el de Camioneros (Hugo Moyano) o la polémica Uatre, de Gerónimo "Momo" Venegas, aunque no estarán ni la CTA de Pablo Micheli, ni la Asociación de Judiciales Bonaerenses (AJB).

Por su parte, la Daia y la Amia se concentrarán a las 17 en la sede de la mutual judía, donde ocurrió el atentado en 1994, para marchar, aunque los familiares de las víctimas del atentado nucleadas en el 18J, Memoria Activa y Apemia, entre otros, cuestionaron la decisión y no participarán de la movilización (ver La comunidad…). Es que las críticas a la utilización de la muerte del fiscal se multiplicaron en toda la sociedad: el escritor e historiador Osvaldo Bayer, por caso, alertó ayer que la marcha “es una especie de golpismo” y acusó a “las fuerzas de la derecha argentina” de impulsarla. Hasta el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y su par de Bolivia, Evo Morales, manifestaron su oposición a "un nuevo intento de desestabilización por medio de instancias jurídicas".

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar