El Fondo Monetario reiteró que esperará una definición de las urnas

El FMI quiere conocer los planes de quien resulte presidente antes de renegociar la deuda argentina

El Gobierno argentino y las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) volverán a reunirse hoy en Washington, pero no habrá nuevo desembolso ni renegociación del acuerdo stand by hasta que la próxima gestión de a conocer su programa económico. Así lo aclaró ayer la nueva directora gerente del organismo multilateral, Kristalina Georgieva, ante las consultas de corresponsales argentinos que están cubriendo la asamblea anual del FMI y el Banco Mundial en la capital de Estados Unidos.

“Estaremos muy interesados en ver cuál es el marco de política que se establece, y cuando tengamos eso podemos continuar esta conversación”, adelantó Georgieva en referencia a un posible cambio de gobierno a partir de diciembre y horas antes de reunirse con funcionarios de la gestión de Mauricio Macri. El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, se reunirán hoy con la funcionaria y con el saliente director gerente, David Lipton, entre otros funcionarios. Será la segunda vez que Lacunza vea a Georgieva desde que asumió al frente del organismo en reemplazo de Christine Lagarde, que dejó el Fondo meses atrás y quien firmó el acuerdo por 56.300 millones de dólares para la Argentina, el mayor préstamo en la historia del organismo.

En la antesala a ese encuentro, la economista búlgara afirmó que “el Fondo está totalmente comprometido en trabajar con la Argentina”, y ratificó la “fuerte voluntad” para continuar el vínculo emprendido en junio del año pasado. Lipton agregó: “Siempre trabajamos con quien gane las elecciones y ayudaremos a Argentina a lidiar con sus problemas”. Las declaraciones de las autoridades del organismo bajaron al llano las expectativas del Gobierno de que surja alguna definición inmediata sobre el futuro del programa argentino, que quedó en el limbo luego de las primarias presidenciales, que dejaron al candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, como virtual presidente electo.

La intención del equipo económico argentino era destrabar el último desembolso pactado para este año. Esa transferencia, de US$ 5400 millones, estaba prevista para septiembre pero la entidad decidió poner en “pausa” el programa de ajuste y financiamiento tras la última corrida cambiaria ocurrida luego de las Paso y los malos resultados que obtuvo hasta ahora el plan económico de Macri.

En la misma jornada, el ministro de Hacienda aseguró que “de ninguna manera” la deuda de la Argentina es impagable y agregó que la renegociación de los vencimientos tiene que “estar resuelta en el primer trimestre del año que viene”. “De ninguna manera (la deuda es impagable). La deuda argentina son 314.000 millones de dólares, eso es el 68% del Producto Bruto Interno del país. Es una deuda de una magnitud razonable. No tenemos un problema de solvencia, por lo que no hay incobrabilidad”, aseveró Lacunza.

© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar