La Administración Cambiemos deja en rojo los principales indicadores

El salario real acumula una baja de casi 20% en los últimos cuatro años. Se perdieron más de 125.000 empleos en el mismo período

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, dejará la Casa Rosada en poco más de una semana con serias deudas en materia económica. La fuerte crisis que provocaron las decisiones del gobierno nacional afectó la mayoría de los indicadores que miden organismos públicos y privados, entre ellos, el poder adquisitivo, el consumo de los argentinos, la desocupación y a la actividad de los sectores productivos.

El balance no es bueno. Según un informe de la consultora Ficonomics difundido en las últimas horas, entre diciembre de 2015 y agosto de este año, el empleo formal del sector privado sufrió una caída de 126.000 puestos de trabajo, lo cual equivale a una pérdida 2%.

El sector industrial y el comercial fueron dos de los más golpeados junto con el de la construcción. De hecho, el coordinador del Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma, Luis Campos, advirtió que “el empleo en el comercio está en su peor momento en muchísimo tiempo, solo superado por la crisis de post diciembre de 2001”. Una situación de proporciones similares se registró en la industria y en la construcción.

Además, según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la tasa de desocupación pasó de 6,6% a 10,6% entre el segundo trimestre de 2015 y el mismo trimestre de 2019, mientras que la tasa de empleo sólo aumentó 1,1% en el mismo período. “Esto significa que creció el empleo, pero en menor medida de lo que creció la cantidad de desocupados, recordando que éstos últimos son aquellas personas que buscan trabajo activamente y no encuentran”, explicó Ficonomics.

En simultáneo, la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte), registró una reducción de 19,9% en términos reales hasta septiembre último, si se la compara frente a igual mes de 2015. La variación generó una pérdida de poder adquisitivo equivalente a unos $ 11.000 actuales, remarcó la consultora.

Los resultados del mal desempeño económico se evidenciaron en la caída del consumo –alimentos especialmente- y en el avance de la pobreza, que pasó de 28,7% en 2015 a un estimado de 38% para este año, según los datos de la Universidad Católica Argentina (UCA). Además, según la consultora Scentia, el consumo de alimentos cayó 7,4% entre enero y octubre de este año. La situación es grave porque, según el titular de la organización, Osvaldo del Rio, el 79% de las familias gastan el 70% de sus ingresos en la compra de los productos indispensables de la canasta familiar.

© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar