Tensión en Molinos Minetti por una orden de desalojo

La Policía rodeó la planta ocupada por sus trabajadores

Una nueva jornada de tensión se vivió ayer en la planta que la empresa Molinos Minetti posee en barrio Smata de nuestra ciudad. Una vez que los trabajadores reocuparon la fábrica tras el intento de desalojo que sortearon el pasado martes, la Policía rodeó ayer otra vez el predio, en el marco de un importante operativo. De esta manera, anoche, al cierre de esta edición, los operarios resistían el desalojo. “Nos encontramos frente a un alto despliegue policial que intenta desalojar de manera arbitraria con represión a los trabajadores”, advirtió la legisladora por el Frente de Izquierda, Soledad García Díaz, quien estuvo presente en el lugar.

Durante la misma jornada, los operarios pidieron que se abra una mesa de diálogo con todos los actores involucrados en el conflicto. Al respecto, consideraron que debería incluir al ministro de Trabajo provincial, Omar Sereno, a su asesor, Mario Flores, y a la directora General de Relaciones Laborales, Higiene, Seguridad e Inspección del Trabajo, Verónica Bianchi. Además, solicitaron que se contemple en esa mesa de diálogo a la jueza que lleva adelante el concurso de acreedores, Marcela Antinucci, y autoridades de la Unión Obrera Molinera Argentina (Uoma).

En tanto, la Comisión de Mujeres que acompaña el reclamo de los trabajadores, emitió un comunicado para convocar a la sociedad en general “a defender los puestos de trabajo de los molineros”. Además, reiteró sus principales reclamos: el pago de la deuda salarial que la empresa mantiene con sus operarios desde hace seis meses, la reincorporación de 150 despedidos, y la reactivación del molino.

El mismo reclamo extendieron desde el Nuevo Mas y la Corriente Sindical 18 de Diciembre. “Llamamos a todos los vecinos, organizaciones políticas, sociales y sindicales, y medios de comunicación a ponerse a disposición y acompañar a los trabajadores del Molinos Minetti ante un posible desalojo”, advirtieron en un comunicado. Como se sabe, la economía productiva es uno de los sectores que más sufrió el impacto de la recesión y la caída del consumo. Grandes compañías dedicadas a la producción de alimentos como Molinos Minetti y Arcor debieron reacomodar sus procesos y personal. De hecho, la firma Bagley (de Arcor) comenzó esta semana con las suspensiones por 14 días de 370 empleados de la planta instalada en nuestra ciudad.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar