Flexibilizan múltiples actividades en la ciudad y el Gran Córdoba

En nuestra ciudad, se habilita la actividad en los comercios a la calle y en peatonales; no así en los shoppings

El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) Central anunció este domingo que, en virtud de que la provincia está incluida en la nueva etapa de reapertura progresiva del aislamiento, se decidieron nuevas medidas de flexibilización para nuestra ciudad y el Gran Córdoba. De tal manera, a partir de este lunes podrán abrir únicamente los comercios a la calle o sobre peatonal (excepto shoppings, centros comerciales y galerías); de lunes a viernes en el horario de 14 a 20, y los sábados, de 9 a 14. La atención será siempre a través de terminación de DNI (los días pares, DNI pares y a la inversa) y se podrá comprar únicamente en comercios ubicados en un radio de 1.000 metros desde el hogar de cada persona.

En todos los rubros, se permitirá la presencia en el local de un cliente cada 20 metros cuadrados, un vendedor por cada cliente, o solo un vendedor en locales más chicos que esa medida. Se deberá mantener siempre la distancia de dos metros entre un cliente y otro, y utilizar barbijo no quirúrgico. En tal sentido, el COE sugiere a los comercios que adopten la atención a través de modalidades de retiro en el local o “take away”, a través de aplicaciones como “Compra amiga”, venta telefónica, o redes sociales, para minimizar la circulación. Para todas estas habilitaciones, está prohibido por decreto nacional el uso del transporte público de pasajeros. Por su parte, los restaurantes y bares podrán vender únicamente con modalidad para llevar.

También se habilita la actividad de profesiones independientes, que podrán trabajar puertas adentro de lunes a sábado de 8 a 20, con atención a clientes únicamente los lunes, miércoles y viernes, con turnos programados, de 14 a 20.

Asimismo, se autoriza a trabajar a las inmobiliarias, puertas adentro, de lunes a viernes de 14 a 20; con atención al cliente por turnos, los días lunes, miércoles y viernes, de 14 a 20. También se autorizan las mudanzas dentro de la misma ciudad, y solo los sábados de 14 a 20 y domingos de 9 a 20. En caso de requerir mudarse a otra localidad, se deberá pedir autorización al municipio de destino.

Podrán abrir además las obras sociales, trabajando de lunes a viernes puertas adentro, con atención sus afiliados por turnos de lunes a viernes, de 14 a 20. En el caso de las concesionarias de autos y motocicletas, por ahora solo entregarán vehículos de operaciones ya cerradas, en modalidad delivery. Proveedores mayoristas de otros rubros que no sean esenciales también podrán trabajar por delivery. También se suma la apertura de peluquerías con atención por turno (un cliente por vez, cada 20 metros cuadrados) de lunes a sábado, y quinielas en Córdoba y Gran Córdoba, de 8 a 19:30; y la atención de cajas de seguridad privadas, de lunes a viernes en horario bancario y por turno.
En cuanto a la construcción, se analizará -en conjunto con representantes de la Cámara Argentina de la Construcción y la Uocra- un mecanismo progresivo de inicio de la obra privada en Córdoba y Gran Córdoba.

Estricto control a poblaciones vulnerables

Desde el COE Central se explicó que el espíritu de las medidas adoptadas tiene como “primera prioridad el cuidado de la salud de cordobeses y cordobesas; el trabajo y la reactivación económica”. No obstante, se aclaró que el aislamiento social preventivo y obligatorio ha sido extendido hasta el 24 de mayo próximo, aunque con características diferentes en las distintas regiones.

Dado que en esta capital se registra transmisión comunitaria del coronavirus, indicaron que es preciso adoptar un esquema gradual de apertura, distinto al del resto de las localidades de la provincia, “para cuidar la salud de la población”. Estas nuevas medidas de apertura para las localidades, según el criterio de densidad demográfica, se suman a las anunciadas el viernes pasado. Entre ellas, se destacan la habilitación de comercios de cercanía, peluquería, actividad profesional, inmobiliarias y mudanzas en la ciudad de Córdoba y Gran Córdoba.

Cabe recordar que, como condición previa para llevar adelante este proceso de flexibilidad, los municipios de Córdoba y del Gran Córdoba deberán sostener un estricto control sobre las instituciones que contienen a poblaciones vulnerables, es decir, los centros de salud, diálisis, y residencias geriátricas, entre otras. Adicionalmente, tendrán la responsabilidad de aprobar los protocolos a través de sus Concejos Deliberantes y supervisar su aplicación.

El COE Central se reservará la potestad de declarar en cualquier momento un “área roja focal”, establecer cordones sanitarios, y tomar las decisiones necesarias para contener situaciones epidemiológicas puntuales que pudieran surgir. Estas medidas se analizarán de manera permanente, pudiendo ampliarse o retrotraerse en cualquier momento, si fuera necesario por cuestiones de orden sanitario.

El 60% de las industrias empezará a trabajar

El presidente de la Unión Industrial de Córdoba, Marcelo Uribarren, estimó que alrededor del 60% de las industrias de nuestra provincia ya están en condiciones de comenzar a trabajar. “Estamos trabajando para abrir la tranquera completa, el proceso es un poco lento a veces, hay que presentar el protocolo, el COE (Centro de Operaciones de Emergencias) tiene que analizar, hay que llevar declaración jurada de que los empleados no usan el transporte público. Pero creo que en 15 días casi todas las industrias van a estar en condiciones de poder trabajar”, repasó el directivo.

En tanto, reconoció que “el problema más grave para nosotros es la economía. Con las mueblerías cerradas las fábricas de muebles no trabajan, con los locales de ropa igual. Entonces, como esos comercios que son clientes no abren, las industrias ni se acercan al COE a pedir la habilitación”. El nivel al que trabajan es el drama que comienza a constatarse. “Están trabajando bien muy pocas, las alimenticias, algunas esenciales o las de insumos para el agro. No mucho más. El resto está trabajando al 20%”, remarcó.

En otro orden, la Unión Obrera Cerámica anunció que este lunes tiene previsto concretar un bloqueo en el ingreso a la empresa Cantera Cerro Negro, ubicada en camino 60 Cuadras y Circunvalación, con el objetivo de reclamar el pago de una deuda salarial de abril pasado. El secretario general del gremio, Víctor Sánchez, explicó que la fábrica, que produce pisos y revestimientos, adeuda gran parte de los sueldos del mes anterior. “El lunes bloqueamos la puerta de la empresa”, aseguró el dirigente sindical.

El gremialista recordó que “el 20 de abril la empresa depositó 6.000 pesos y en mayo depositó sólo 5.000 pesos a los trabajadores”. “La empresa nos dice que está esperando que el Estado nacional los ayude a pagar los sueldos, pero nosotros mientras tanto tenemos incertidumbre, nadie puede vivir con 5.000 pesos”, señaló Sánchez. Según indicó, los afectados por esta situación son unos 97 trabajadores.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar