Fernández convocó a un acuerdo global para la organización del mundo pospandemia

Argentina pidió el “alivio inmediato de la deuda” para los países pobres de la región

BUENOS AIRES.- El presidente argentino Alberto Fernández participó ayer, desde la Quinta de Olivos, de una videoconferencia con los principales líderes de América Latina, el Caribe y España, donde reclamó el “alivio inmediato de la deuda de los países más pobres del planeta”, en un llamado directo al FMI y otros organismos internacionales para que den una respuesta “oportuna y decidida” para la región, frente a la crisis mundial causada por la pandemia del coronavirus.

La Conferencia de Alto Nivel para promover la iniciativa “Juntos por una respuesta para América Latina y el Caribe ante el Covid-19” surgió por iniciativa del presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, con el objetivo -entre otros- de promover un compromiso para que el Fondo Monetario Internacional y otros organismos articulen mecanismos financieros para que los países de la región puedan paliar la crisis generada por la pandemia.

Además de los presidentes de Latinoamérica, el Caribe y España, participaron los más altos representantes de los organismos internacionales y de la región -entre ellos la búlgara Kristalina Georgieva, presidenta del FMI-, ante quienes Fernández propuso la creación de un “Comité Global para el Manejo de Crisis”, cuyas funciones incluyan el intercambio de información sobre contagios, el desarrollo de vacunas y tratamientos, la implementación de testeos masivos, y la coordinación de salidas progresivas a las restricciones al transporte y el comercio internacional.

“Debemos apoyar el alivio inmediato de la deuda de los países más pobres del planeta”, afirmó Fernández, quien consideró “imprescindible examinar la posibilidad de establecer un nuevo marco general de reestructuración de deuda pública, debido al impacto fiscal de las medidas domésticas frente a la crisis sanitaria, bajo criterios de justicia y sostenibilidad para deudores y acreedores”.

“Si no actuamos juntos, la pandemia del desempleo, la desigualdad, la pobreza y el hambre se expandirá por la región con la voracidad de un virus contagioso”, enfatizó el presidente argentino, quien insistió en que “la gobernanza de la crisis, que está lejos de concluir, es el primer desafío que debemos acordar en conjunto”. Asimismo, subrayó que es “imperioso promover un cambio en la visión sobre el rol del Estado y el sistema financiero, la lucha contra el cambio climático y las desigualdades, los desafíos de la educación de cara a la economía del futuro, y el lugar de la mujer”.

El encuentro culminó con un llamado conjunto formulado por los estados latinoamericanos, del Caribe y España para que el FMI y otros organismos internacionales den una respuesta “oportuna y decidida” a la región, con “un enfoque innovador y ambicioso que permita mitigar el impacto de esta crisis”. En el documento, además del alivio en las obligaciones de la deuda, se postuló que los bancos y organismos financieros internacionales aumenten los recursos destinados a la región, flexibilicen sus instrumentos y agilicen los procesos de desembolso; así como también brinden “asistencia técnica para hacer frente a las consecuencias socio-económicas de la crisis y recuperar cuanto antes la senda del crecimiento inclusivo y sostenible”.

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar