Para el ministro de Seguridad “no hay lugar para los encubrimientos”

Así lo afirmó el ministro de Seguridad de la Provincia. Aseguró que la Policía proporcionará los elementos para esclarecer el homicidio de Correas

Tras la detención e imputación de dos policías que han sido acusados por ser los presuntos autores del homicidio del adolescente Valentino Blas Correas durante un confuso episodio ocurrido en el centro de nuestra ciudad, el ministro de Seguridad de la Provincia, Alfonso Mosquera, aseguró ayer que “no habrá lugar para encubrimiento ni apañamiento en la Policía”, al hacer mención a la investigación del hecho. “El Ministerio de Seguridad proporcionará, como es obligatorio, todos los elementos necesarios para esclarecer el hecho, que en su gran mayoría tiene ribetes por dilucidar”, explicó el funcionario.

Al respecto, Mosquera pidió respeto por la familia del menor de 17 años asesinado, por la investigación, y también por los agentes implicados “que tienen derecho a la defensa”. “Siempre he sido crítico de las crónicas que acusan a la mañana, juzgan a la tarde y condenan a la noche”, dijo en relación al periodismo. En tanto, al ser consultado por el protocolo de la Policía para la utilización del arma reglamentaria, el ministro aclaró que, sin hablar sobre este caso en particular porque es materia de investigación, es la última opción de los agentes. “Debe ser utilizada cuando está en serio riesgo inminente y latente la vida de sí mismo o terceras personas. Es para apelar un ataque inminente”, subrayó.

Ver también: Dolor y conmoción ante un nuevo caso de gatillo fácil en Córdoba

En ese sentido, Mosquera aseguró que las escuelas de formación trabajan en esto, aunque admitió “que es uno de los grandes desafíos de todas las fuerzas policiales”. “Hace poco tiempo un exceso policial en Estados Unidos, una de las fuerzas más preparadas y calificadas, provocó la conmoción internacional. Eso pone a las claras la necesidad de profundizar los procesos de formación policial, y Córdoba no es la excepción”, repasó. Por último, volvió sobre el caso de Correas y manifestó que la Policía está “consternada” por la muerte del adolescente y “la circunstancias que deben afrontar sus camaradas”. “Pero con una convicción innegociable: no hay lugar ni para los apañamientos ni encubrimientos dentro de la Policía. Esto ha sido una política de Estado en los últimos años y no ocurrirá en esta oportunidad, si es que la investigación se endereza sobre responsabilidades funcionales de efectivos que integran la fuerza. Ni en este caso, ni en otros”, concluyó Mosquera.

A su turno, el ex ministro de Gobierno de Córdoba, Eduardo Capdevilla, opinó que el episodio sirve para discutir nuevamente sobre la necesidad de un protocolo sobre el uso de armas de fuego a cargo de los uniformados. El ex funcionario señaló que cuando un vehículo se da a la fuga, no es la única posibilidad disparar. “Hay que detenerlo, pero la gente tiene que estar capacitada para que, en caso de no recibir agresión por parte de quienes se están fugando, procedan a la detención de otra manera, más cuando existe la posibilidad de que participen diversos móviles en el procedimiento”, explicó.

“Estos sucesos sirven para mostrar la necesidad de tener reglamentado el inciso 4 del artículo 84 del Código Penal, que indica cuándo el arma se está usando en cumplimiento del deber, porque si esto estuviera vigente, para la fiscalía le resultaría sencillo determinar -en base a los sucesos- si estaban dadas algunas de las circunstancias previstas en el protocolo que justifican la utilización”, manifestó Capdevilla. En esa línea, agregó que si ese protocolo estuviera vigente, el uso del arma, en este caso, sería indebido.

Mestre reclamó políticas de prevención

Referentes de la oposición provincial exigieron ayer explicaciones en torno al crimen de Valentino Blas Correas. Por caso, el presidente de la UCR de Córdoba y ex intendente capitalino, Ramón Mestre, dirigió sus críticas hacia el gobernador Juan Schiaretti. “Gobernador Schiaretti, en toda Córdoba crecen los robos, persiguen a quien no usa barbijo y lo peor, la Policía mata. A los ciudadanos nos corresponde el comportamiento social y a su gobierno, implementar urgente políticas de seguridad y prevención”, expresó el referente del radicalismo.

En tanto, la legisladora Daniela Gudiño (Juntos por el Cambio) se preguntó en un tuit: “¿Otro exceso de abuso de autoridad de la Policía? Blas solo tenía 17 años. El ministro de Seguridad (por Alfonso Mosquera) debe ir a dar explicaciones a la Legislatura. Es indispensable que la verdad se sepa cuanto antes”. Por su parte, la concejala del Partido de los Trabajadores en el Frente de Izquierda, Laura Vilches, sostuvo que “este nuevo caso se suma a un largo historial de brutalidades que tiene la Policía de Córdoba, que incluyen decenas de casos de gatillo fácil”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar