Repercusiones locales ante el apoyo a la unión civil gay del papa

El Arzobispado pidió mesura y evitó pronunciarse

El respaldo brindado por el papa Francisco a la unión civil de personas del mismo sexo generó inmediatas repercusiones en Córdoba. Si por un lado el Arzobispado se mostró cauteloso y pidió tratar el tema con prudencia hasta tanto se expida de manera oficial el Vaticano, las organizaciones LGBTIQ+ (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, travestis, queers y más) destacaron que las religiones no deberían entrometerse en los derechos civiles, aunque saludaron la posición papal.

Las máximas autoridades de la iglesia local siguieron la posición de la Conferencia Episcopal Argentina luego de que se conociera que, en un documental, el papa Francisco avaló el matrimonio civil igualitario. “Hasta el momento (las autoridades eclesiásticas) sólo tienen la información que se ha difundido a través de los medios de comunicación y de las redes sociales”, argumentó una fuente cercana al obispo Carlos Ñáñez en la prensa, donde llamó a tratar con prudencia la cuestión. “Aún no se sabe qué dijo realmente el papa, de qué manera lo hizo y en qué circunstancias”, aseveró.

“No debería opinar sobre temas que le corresponden a los Estados”, aseveró Devenir Diverse 

Por su parte, si bien destacaron la influencia positiva que podría tener la posición de Francisco en las sociedades católicas, las organizaciones LGBTIQ+ recordaron que en Argentina rige hace ya 10 años la Ley de Matrimonio Igualitario, por lo que las religiones de culto no deberían buscar influir en los derechos civiles de las personas. “El papa no debería opinar sobre temas de derecho civil que le corresponde a los Estados”, consideró la organización Devenir Diverse, que destacó que “además, la opinión del papa fue informal en el marco de un documental y no se ve reflejada en ningún documento institucional de la iglesia”.

“Argentina tiene sancionada desde 2010 una Ley de Matrimonio Igualitario que incluye que las parejas del mismo sexo adopten niños”, destacó a su vez la Asociación Travesti Trans Argentina (Attta), que agregó que “cualquier declaración tiene que ser basada en los derechos humanos y con perspectiva de género, la iglesia todavía está muy lejos de cumplir con esto: Iglesia y Estado, asuntos separados”, concluyó. Para la agrupación 1969, “en los hechos concretos tanto la iglesia católica como evangélica atacan nuestras identidades y orientaciones sexuales con sus campañas como ‘Con mis Hijos No te metas’ contra la Educación Sexual Integral (ESI), llamándola ‘ideología de género’ y haciendo caldo de cultivo para los continuos crímenes y violencias que sufrimos a diario”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar