En Argentina se diagnostican ocho casos diarios de leucemia

Si bien se desconocen sus causas, hoy se cuenta con tratamientos de gran efectividad

En Argentina se diagnostican al año más de 2.900 casos de leucemia, lo que equivale a un promedio de ocho por día, y para algunos tipos de esta enfermedad existen posibilidades de cura cada vez más concretas. Enfermarse hoy de leucemia ofrece un panorama -en términos de pronóstico de sobrevida y calidad de vida- que no puede compararse con el de un par de décadas atrás ya que, en los últimos años, hubo avances revolucionarios tanto para leucemias crónicas, que son de lenta evolución, como para las agudas, que progresan en pocas semanas.

El director médico y científico de Fundaleu, Miguel Pavlovsky, señaló que “hoy se curan las leucemias gracias a que hay nuevos tratamientos” y reveló que las primeras curas “empezaron en la década del 60 y 70”. Asimismo indicó: “Gracias a los avances científicos y al mejor conocimiento sobre estas enfermedades, hoy contamos con tratamientos altamente efectivos tanto para las leucemias crónicas como para las agudas”. “Estamos ante un verdadero cambio de paradigma que comenzó hace unos 20 años, que consiste en reemplazar la quimioterapia por terapias dirigidas, que brindan mejores resultados y permiten que los pacientes vivan más y mejor”, expresó.

En líneas generales, la quimioterapia fue la principal aliada en el tratamiento de estas enfermedades oncohematológicas, siempre con el trasplante de médula ósea como opción curativa más concreta para las leucemias agudas, pero -por distintos motivos- no todos los pacientes tienen indicación de trasplante. Según contó Pavlovsky “un trasplante de médula ósea en Argentina vale US$25.000 mientras que en el exterior sale US$150.000”, a la vez que remarcó que “han venido pacientes del exterior a operarse a Argentina”. Hoy en día el abanico de tratamientos incluye también terapias dirigidas (que atacan determinadas alteraciones genéticas o proteínas, con mucha menor toxicidad) y empieza a haber además otras líneas de tratamiento en investigación muy prometedoras.

Como se desconocen aún las causas que originan a las leucemias, se ignora si existen maneras de prevenirlas, pero se le puede prestar atención a determinados signos y síntomas para realizar a tiempo la consulta médica para descartar que se esté ante un cuadro de este tipo o que permita saberlo a tiempo y se pueda iniciar tempranamente un tratamiento. Los síntomas, que no son exclusivos de las leucemias, varían según el tipo y estadio de enfermedad, pero pueden incluir fiebre, escalofríos, sudoración nocturna, debilidad y fatiga, aparición de hematomas, sangrado o inflamación de encías, agrandamiento del hígado y/o del bazo, dolor óseo, palidez, pérdida involuntaria de peso.

Es posible detectar una leucemia con un análisis de sangre de rutina, ya que un hemograma completo evidencia rápidamente niveles anormales de glóbulos blancos, rojos y plaquetas mientras que luego, analizando las células de la médula ósea se determinará específicamente el tipo de leucemia y mediante estudios moleculares, el subtipo específico. La producción descontrolada de células sanguíneas anormales en la médula ósea impide que células sanas se desarrollen y cumplan su función y eso comienza a impactar en el organismo de distintas maneras y, según el tipo de célula sanguínea que se desarrolla en forma anómala y según la progresión de la enfermedad, se clasifican los diferentes tipos de leucemia.

La leucemia mieloide aguda es la más común en los mayores (36% de los casos) y la linfoblástica aguda es la más frecuente en menores de ocho años (11% del total), mientras que la linfocítica crónica representa el 30% de los casos de leucemia y la mieloide crónica, un 11,5%. 

22 Julio 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar