Alteran un material sanitario para combatir las infecciones

Científicos de Córdoba redujeron en un 90% el desarrollo de una bacteria en los hospitales

Un grupo de científicos del Instituto de Investigaciones en Fisicoquímica de Córdoba (INFIQC) logró reducir en un 90% el desarrollo de la bacteria denominada Staphylococcus aureus que causa la mayor cantidad de infecciones hospitalarias. Los expertos modificaron el material dióxido de silicio del que están hechos varios dispositivos médicos como catéteres, marcapasos y prótesis, entre otros para erradicar dicho microorganismo.

La autora del estudio, María Laura Martín, integrante del INFIQC, que depende de la Universidad Nacional de Córdoba y del Conicet, indicó el proceso que logró la disminución del crecimiento de la bacteria. “Modificamos esta superficie con proteínas plasmáticas sometidas a un tratamiento térmico y observamos una disminución del 90% en el número de bacterias vivas adheridas inicialmente y una completa inhibición de la formación de biofilm”, señaló la investigadora. En la misma línea, según remarcaron científicos en la revista especializada Colloids and Surfaces B: Biointerfaces, las bacterias “Staphylococcus aureus”, al igual que otras, se unen y forman biofilms o comunidades al estar en contacto con la superficie de un dispositivo médico y así, son más resistentes a las defensas inmunes y la acción de antiobióticos.

Por otro lado, Carla Giacomelli, directora del equipo de trabajo “Biofisicoquímica de superficies”, aclaró que dicho trabajo es de ciencia básica, pero si se efectuarán ensayos de validación, las superficies podrían incluirse en dispositivos biomédicos. De esta manera, la implementación de esta modificación superficial se consolidaría como una estrategia novedosa, fácil, económica y que usa componentes biocompatibles y de toxicidad nula. Los expertos que participaron de la iniciativa no desarrollaron un nuevo material, sino que alteraron la superficie de uno ya existente difundido en el área de salud y consiguieron evitar que ese estafilococo, que genera desde infecciones menores hasta otras que amenazan la vida como sepsis, endocarditis y neumonía, pueda adherirse.

Por último, Giacomelli aclaró que la transformación de superficies podría usarse para biomateriales implantables u otros elementos que no estén en contacto con tejidos vivos. Para ello, se requeriría ejecutar estudios in vivo, para garantizar la efectividad contra infecciones posquirúrgicas por el uso de implantes o dispositivos médicos al mismo tiempo que se asegura su inocuidad.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar