Vida universitaria: el feminismo llegó a la FUC

Apuntes feministas | Por Sofía Jalil

Recientemente, Rocío Chinelatto fue electa presidenta de la Federación Universitaria de Córdoba (FUC). Con Brenda Austin como primera presidenta en 2005 –actual diputada nacional por la UCR Córdoba-, Rocío se consolida como la quinta mujer designada. Ganó con el 60% de los votos representando al Frente Deodoro Roca, compuesto por el Movimiento Nacional Reformista y Franja Morada.

A veces, la vida universitaria se mueve en paralelo, casi como un reflejo, de la dinámica social. Justamente, la FUC surgió en los albores de la Reforma Universitaria de 1918, aquel movimiento con epicentro en Córdoba y expansión por América que marcó el comienzo del cogobierno estudiantil, autonomía y extensión, entre otras acciones.
La flamante presidenta celebró su victoria el pasado 28 de septiembre con el puño en alto exhibiendo con orgullo el pañuelo verde de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Católica y radical. Estudiante de Derecho y preceptora en el Colegio Monserrat. Tiene una trayectoria que no pasa desapercibida: a sus 18 años fue la primera mujer en presidir el centro de estudiantes del “Monse”. La primera en una institución que, fundada hace 332 años, recién hace 21 aceptó a las mujeres en sus filas.
En este marco, Rocío dialogó con HOY DÍA CÓRDOBA (HDC) sobre las proyecciones de la FUC y la dificultad de las mujeres para involucrarse paritariamente, entre otros temas.

HDC: ¿Qué políticas universitarias priorizarán para el 2020?

Rocío Chinelatto (RC): Continuaremos con el proyecto para la implementación de la Ley Micaela (Nota: Ley N° 27.499 para la capacitación obligatoria en género para los tres poderes del Estado). Este año lo presentamos en el Consejo Superior con el criterio que tomó el Consejo Interuniversitario Nacional para que en todas las universidades nacionales se pueda aplicar esta ley. Estamos en proceso de revisión del contenido para docentes, no docentes y autoridades. De manera paralela, trabajamos para la formación con perspectiva de género de los estudiantes. Articulamos con los programas de Género de la Universidad.

HDC: Por un lado, trabajan para los trabajadores permanentes de la UNC y por el otro para los estudiantes.

RC: Claro. Con los estudiantes, ya se largaron dos camadas de cursos virtuales en la plataforma del Campus Virtual. Cerca de 5.000 ya se formaron con este módulo que tiene una etapa virtual y otra presencial que es generadora de promotores para la prevención de la violencia de género en la UNC. Las capacitaciones se hacen en la casa de la FUC. La idea es concatenar este proyecto de estudiantes promotores con lo que serán las Escuelas Populares de Género.

HDC: Escuelas Populares de Género, ¿en qué consisten?

RC: Nos basamos en un proyecto del Instituto Nacional de las Mujeres (INAM). Primero, implica capacitar a estudiantes y profesionales con perspectiva de género, contenido de la Ley de Educación Sexual (ESI) y la Ley de Identidad de Género para ir a los barrios y trabajar con distintos grupos focales.

HDC: ¿Con quiénes articularían?

RC: Por un lado, con organizaciones de mujeres sobre todo en zonas vulnerables. Y, también, con otros sectores como los centros vecinales y sus autoridades. La idea es hacerlo en los Parques Educativos de la ciudad y llevarlo al interior, a las Universidades Populares (UNC).

Además de políticas con perspectiva de género, la presidenta afirma que generarán, continuarán y profundizarán acciones integrales que benefician al conjunto estudiantil.
A nivel vivienda, prevén avanzar en flexibilizar los requisitos para alquilar. Sobre alimentación, continuarán con la Red Alimentar, un sistema para promover una alimentación saludable a precios accesibles.

En cuanto al ambiente, asoma un ambicioso proyecto: concientizar sobre la contaminación de nuestro querido Río Suquía y su tan castigada zona de La Cañada. “Todas las ciudades del mundo cuidan sus ríos, pero en Córdoba le damos la espalda”, reflexiona. Sobre la extensión universitaria, expandirán y difundirán acciones como el Observatorio de DD.HH., trabajos barriales y en contextos penitenciarios para que más estudiantes apliquen.

Paso a paso

HDC: ¿Qué valor tiene la participación de las mujeres en la vida universitaria?

RC: Es fundamental y transformadora. Tenemos un único ejemplo de rectora con Carolina Scotto en más de 400 años. En la mayoría de las facultades, los titulares de cátedra son hombres y en el marco de la investigación también. Esto da la pauta de la dificultad que tenemos para poder involucrarnos paritariamente en todos los niveles.

HDC: Si la mayoría de las estudiantes y graduadas de la UNC son mujeres, ¿qué pasa con la inserción laboral?

RC: Vemos una brecha. También para acceder a cargos jerárquicos, públicos o privados. Estamos a mitad de camino y con mucho por hacer. También, es clave motivar la inserción de las mujeres en carreras más duras, vinculadas a las ingenierías y las nuevas tecnologías.

Sobre la inclusión y permanencia universitaria, menciona el Jardín Deodoro. Este lunes comenzó la convocatoria para el 2020. “Esta política alcanza a más de 120 familias de estudiantes con niñas o niños a cargo. Queremos mixturar con otras como licencias por maternidad, avanzar en licencias por paternidad y tener licencias por violencia de género”.

FEMINISTA

Chinelatto se destaca por su compromiso feminista. Para ella, se trata de buscar la igualdad de oportunidades tanto para mujeres como disidencias.
Sobre la participación de varones, opina que es importante involucrarlos: “Cuesta sensibilizar a quienes no participan. Para formar una organización más equitativa, o una universidad más igualitaria y menos machista, necesitamos que todos estén sentados en la mesa”.
Antes de finalizar, comparte una frase de una correligionaria, María Teresa Merciadri de Morini: “Si una mujer entra en política, cambia la mujer. Si muchas mujeres entran en política, la que cambia es la política”.

Perfil

Cordobesa, creció en barrio Alem. Tiene 27 años y es egresada del Colegio Monserrat donde fue vicepresidenta en 2010 y presidenta en 2011 del centro de estudiantes. Tras egresar, comenzó a estudiar Derecho. Milita en Franja Morada. De 2015 a 2017 fue presidenta del centro de estudiantes. Fue Consiliaria Universitaria por dos años. En 2018 asumió como Secretaria de Género y Derechos Humanos de la Juventud Radical. Es preceptora en el Monserrat, trabajo que realiza desde que comenzó a estudiar.

© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar