Argentina quedó atrás de los países de la región en las pruebas Pisa

Fueron tomadas a 12.000 alumnos de 15 años de todo el país en octubre pasado, y evaluadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó hoy los desempeños globales de los países y ciudades que participaron del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA) 2018: Argentina se ubica en el puesto 71, entre 79, en matemáticas y retrocedió respecto de la región.

Argentina, según los resultados dados a conocer de las pruebas PISA, quedó por debajo del resto de los países de la región que participaron de estos exámenes. De América Latina participaron de las pruebas PISA Argentina, Chile, Uruguay, Costa Rica, México, Brasil, Colombia, Perú, Panamá y República Dominicana. Solo Panamá y República Dominicana están por debajo de Argentina según las pruebas PISA.

Comparado con los otros países, Argentina se ubicó en la posición 63 en lectura, en el 71 en matemática y en el 65 en ciencias. Si bien desde el Ministerio de Educación se destacó que se mejoró el desempeño en Lectura, el dato es que más de la mitad de los chicos argentinos no comprenden los textos que leen, uno de los promedios más bajos de la región.

En matemática los datos no son alentadores, porque la mayoría de los chicos no resuelven los problemas básicos y Argentina se ubicó en el puesto 71 entre 79 participantes, muy lejos del resto de los sudamericanos.

En matemáticas, el 69 por ciento de los los estudiantes se encuentra en el Nivel 1 o por debajo de éste, lo que implica que sólo han podido resolver satisfactoriamente los problemas que requieren procedimientos rutinarios, siguiendo indicaciones simples y utilizando la información presente, marca el informe de la OCDE.

"Específicamente, una proporción de estudiantes (40,5%) se encuentra aún por debajo del Nivel 1 y son muy pocos los estudiantes que se pueden situar en los niveles más avanzados, del nivel 4 en adelante", agrega.

"La prueba PISA es una prueba estandarizada que se toma en forma homogénea tanto a países desarrollados como a los que no y de la que podemos tomar cosas positivas para segur mejorando" dijo el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, quien aseguró que pese a esta característica "para nosotros es confiable aunque cada uno tendrá su punto de vista". Precisó que en los últimos cuatro años "se hablo de educación más que en ningún otro período y esto para nosotros es muy bueno, todas las opiniones a favor y en contra son un activo, es evidente que necesitamos una reforma del sistema educativo pero esto no se logra ni en cuatro ni en ocho años".

 

© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar