El Garrahan develó resultados positivos en el uso de cannabis

El 80% de los niños con epilepsia refractaria evitó 2 de cada 3 crisis con esta sustancia

El Hospital Garrahan realizó el primer estudio científico en Latinoamérica sobre la efectividad del aceite de cannabis en niños y niñas con epilepsias refractarias. El ensayo clínico, que se puso en marcha hace 13 meses, analizó a 49 pacientes de entre siete meses y 17 años que padecen, entre otras patologías neurológicas, crisis epilépticas frecuentes que lo limitan a vivir plenamente acorde a su capacidad mental y física.

El reconocido nosocomio dio a conocer esta semana los primeros resultados oficiales del tratamiento que superó sus expectativas. El 80% de los partícipes, es decir 39 de ellos, consiguió una respuesta positiva con una reducción significativa en el número de ataques.

La investigación se consolidó como la primera experiencia que se administró bajo la responsabilidad estatal desde que se sancionó la ley que obliga al Estado a investigar el uso medicinal de la planta, en marzo de 2017. Según las estadísticas que presentó el hospital, el 1% de los argentinos sufre epilepsia y, entre esa población, 2 de cada 10 casos son refractarios, lo que significa que sus ataques son excesivamente constantes.

Al promover el uso de cannabis, se notificó que el promedio grupal inicial de 959 crisis por mes (unas 30 diarias) descendió a 381 mensuales (13 por día), lo que corresponde a una disminución del 60%. Los investigadores afirmaron que la medicación implementada evitó casi dos de cada tres crisis, mientras que cinco niños están libres de dificultades en la actualidad.

Carlos Kambourian, director del Garrahan, afirmó que “los números son muy positivos” y “permiten ver una gran reducción de cantidad de crisis y mejoras en la calidad de vida”. Por su parte Roberto Caraballo, jefe del servicio de Neurología del establecimiento e investigador principal del trabajo, remarcó al respecto: “Son indicadores que nos permiten comprender la importancia, eficacia y seguridad de contar con esta nueva opción terapéutica”.

Cabe especificar que los pacientes que se involucraron fueron recibidos tras una evaluación clínica y neuropsicológica. Luego se les administró aceite de cannabis rico en CBD, uno de los cannabinoides de la planta. En promedio, cada persona del ensayo usó 10 miligramos por kilo por día.

Durante el proceso, la mayoría de los padres reportó mejoras en sus hijos en aspectos cognitivos, conductuales y motores en relación con el uso de cannabis. En tanto, Kambourian aseguró al respecto: “Vamos a trabajar en conjunto con las autoridades nacionales competentes para que, con toda la información generada, decidamos los pasos a seguir en los tiempos más cortos posibles”. Y señaló: “Estoy convencido de que este es el camino para tener una mejor salud pública”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar