La Justicia imputaría al empresario cordobés por amenazar a CFK

La Justicia de San Francisco inició una investigación de oficio contra un empresario que dijo querer "descargar una bala" contra la vicepresidenta. Luego se sumó una denuncia penal del fiscal federal Vidal Lascano.

El fiscal federal de la ciudad de San Francisco, Luis María Viaut, comenzó este jueves a investigar de oficio a Robert Maggi, ex presidente de la Cámara Industrial de Metalúrgicos de esa localidad por presuntas amenazas en contra de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner (CFK).

"He tomado conocimiento del hecho y estamos iniciando una causa judicial", confirmó esta mañana Viaut en declaraciones a la prensa. Si bien hasta el mediodía de hoy no hubo ninguna imputación, la investigación es por presuntas amenazas "según surge de lo escrito en las redes sociales", indicó el fiscal.

Dos días después de que el nuevo gobierno nacional asuma sus funciones, el empresario cordobés realizó un posteo en su perfil de Facebook en el cual manifestó su deseo de "descargar una bala" sobre la cabeza de CFK.

“Cómo no haber estado ahí y poder haberle descargado una bala en la cabeza a la sinvergüenza de Cristina”, escribió Robert Maggi en un posteo donde también insultó a Florencia, la hija de la ex mandataria. En la publicación, hacía referencia al tenso saludo que la vicepresidenta le brindó al presidente saliente, Mauricio Macri, durante el traspaso de mando en el Congreso, el martes pasado.

A la investigación de oficio se sumó una denuncia penal que realizó el fiscal federal Nº2 Gustavo Vidal Lascano contra Maggi. "Acabo de realizar una denuncia penal ante la fiscalía de la doctora Graciela López de Filoñuk (de turno). Entiendo que las expresiones son gravísimas sobre todo viniendo de una persona que tiene una inmensa responsabilidad social como empresario y como ex presidente de los empresarios de su sector. No podemos dejar pasar por alto estas expresiones. Nadie puede expresarse en este sentido", dijo hoy Vidal Lascano en declaraciones a la prensa.

"Podemos tener diferencias políticas los argentinos, consensos y disensos pero jamás expresiones que son propias de un estado Nazi", completó. Además exclamó que no se trata de un "exabrupto" sino de un hecho delictivo.

Entre los fundamentos de la denuncia, el fiscal mencionó: "No se puede admitir en aras de la libertad de expresión que se realicen públicamente gravísimas amenazas que ha realizado este individuo y que, eventualmente, podrían concretarse en la persona de la señora vicepresidente de la nación, doctora Fernández, toda vez que efectivamente este empresario cordobés lamenta no haber estado en el acto de asunción para 'poder haberle descargado una bala en la cabeza'”, indicó.

Tras la repercusión negativa que provocó la publicación, el empresario decidió eliminar el mensaje de la red social. Luego, en declaraciones a El Doce, Maggi admitió que incurrió en un “exabrupto” y pidió disculpas.

“Fue un exabrupto mío, vengo con poco trabajo y renegando mucho y encima veo el gesto de Cristina para con Macri y me molestó profundamente y por eso puse eso. Pido disculpas. Le voy a escribir una carta a Cristina y al presidente electo Fernández. Tengo que pedir disculpas porque me saqué y puse eso. No soy capaz de matar a un pájaro”, aclaró.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar