Trabajadores de Minetti se reunieron con el fiscal Casas

El funcionario fue quien ordenó el desalojo de la planta ubicada en el sureste de la ciudad

Tras resistir una nueva orden de desalojo el pasado miércoles, trabajadores de la empresa Molinos Minetti se reunieron ayer con quien libró la orden, el fiscal Tomás Casas, en un intento por destrabar el conflicto.

Cabe recordar que la planta, ubicada en barrio Altos de Vélez Sarsfield de nuestra ciudad, fue rodeada en la noche del miércoles por un numeroso grupo de policías, en el marco de un fuerte operativo que incluso continuaba en la víspera. No obstante, el procedimiento quedó trunco y, al cierre de esta edición, alrededor de 30 trabajadores permanecían dentro de la fábrica.

En simultáneo, los delegados se reunieron con Casas. Durante el encuentro, el funcionario judicial escuchó los mismos reclamos que los operarios mantienen desde hace meses: el pago de los salarios adeudados (seis meses de atraso), la desestimación y reincorporación de los 150 operarios despedidos por la empresa, y la reactivación del molino.

El fiscal Casas, quien no tiene competencia laboral, aseguró que hoy iniciaría gestiones para acelerar los trámites en las diferentes dependencias gubernamentales involucradas en las exigencias de los trabajadores. De todos modos, sostuvo que la orden de desalojo sigue vigente.

En medio de la tensión que se vivió el miércoles, el cuerpo de delegados de la empresa responsabilizó, a través de un comunicado de prensa, “al gobierno de la provincia de Córdoba, a la Policía provincial, al ministro de Trabajo de la provincia (Omar Sereno), y al sindicato Uoma (Unión Obrera Molinera de Argentina) sede Córdoba, de la integridad física de los trabajadores, las mujeres y niños que se encuentran dentro de la fábrica defendiendo los puestos de trabajo”.

El conflicto comenzó en abril de 2019, pero recién en julio la planta fue ocupada por sus trabajadores. Desde ese momento, los trabajadores y sus familias realizan diferentes actividades para paliar la incertidumbre en la que se encuentran y los efectos nocivos de la economía y la contracción del mercado interno. “Tratamos de pasarla bien, de buscar unión y de estar todos juntos. Pero esa incertidumbre te lleva a veces a angustiarte”, sostuvo días atrás Natalia Marchetti, integrante de la comisión. “Si nos quedamos quietos, nos hace mal”, añadió.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar