Se movilizaron por el agua, la tierra y la vida

La protesta se desarrolló ayer en la ciudad de Cosquín

Vecinos del Valle de Punilla se movilizaron ayer por las calles de Cosquín, en el interior provincial, para reclamar “medidas concretar para preservar el agua y la vida”. La protesta, que partió de la intersección de las calles San Martín y Obispo Bustos, también se realizó en apoyo a los pueblos de Mendoza y Chubut, y en rechazo a la megaminería en todo el país. “Argentina y el mundo crecen en conciencia y acciones contra el modelo extractivista ecocida.

Unimos fuerzas ante el cambio climático poniéndonos de pie frente a empresas y gobiernos cómplices del saqueo de nuestros bienes comunes. Queremos agua sin venenos y producción de alimentos sanos. Por eso, los pueblos decimos: El agua vale más que el oro”, señalaron los ambientalistas. “En Punilla, el agua está escaseando, las cuencas están degradadas por incendios y desmontes, contaminación cloacal y basurales a cielo abierto.

Las fumigaciones llegan a napas y ríos. El lago San Roque está envenenado y el negocio inmobiliario se impone sin planificación, mientras los municipios no accionan para proteger nuestro bien común más valioso: el agua”, alertaron. Por otro lado, la marcha rechazó la autovía en Punilla y exigió al Estado “participación ciudadana en los proyectos que afectan el ambiente”.

La medida de protesta fue organizada por la Asambleas de Punilla y la Asamblea en Defensa del Ambiente de Córdoba Capital. Contó con la adhesión de decenas de movimientos, asambleas y organizaciones vinculadas al medioambiente y la lucha contra el cambio climático. 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar