La Policía Caminera reforzará los controles en las rutas

Salud implementó un protocolo para abordar a los viajeros asintomáticos

El Ministerio de Seguridad de la Provincia, en coordinación con su par nacional, anunció ayer que la Policía Caminera reforzará los controles y será inflexible frente a la violación de la cuarentena obligatoria dictada por el Gobierno en busca de frenar la propagación del coronavirus. Desde la cartera a cargo de Alfonso Mosquera indicaron que aquellas personas que han cambiado su domicilio durante los últimos días dirigiéndose a las sierras de Córdoba, deberán permanecer allí hasta que finalice la cuarentena.

“La Policía de Córdoba tiene la orden estricta de evitar la circulación en nuestras rutas y aquellos que no respeten esta medida serán detenidos y puestos a disposición de la justicia”, advirtió el ministro. Además, al ser consultado acerca de la duración de los controles, el funcionario señaló: “Durará hasta la finalización total de la cuarentena, incluso si fuese extendida”.

Por otra parte, Mosquera confirmó que muchos habitantes decidieron cambiar su residencia para establecerse en algún otro lugar que no sea su domicilio original. “Muchos han cambiado su domicilio por comodidad personal irrumpiendo un decreto, su obligación es cumplir el aislamiento en el domicilio donde se han dirigido”, indicó el encargado de la cartera de seguridad. Y sentenció: “Quienes vengan de los valles turísticos y no puedan fundamentar el viaje, deberán volver a dónde pasaron el fin de semana largo, hasta el final de la cuarentena”.

En tanto, el Comité de Acción Sanitaria de Córdoba comunicó anoche la implementación de un protocolo de actuación para abordar la situación de aquellos viajeros asintomáticos que provengan del exterior y que tengan domicilio en Córdoba. “El objetivo de esta medida es el manejo de las personas asintomáticas provenientes del exterior, para optimizar la utilización de camas hospitalarias, manteniendo el cumplimiento del aislamiento”, aseguraron mediante un comunicado.

El flamante protocolo prevé dos estrategias, el aislamiento domiciliario obligatorio supervisado para todas las personas que vengan del exterior en cualquier medio de transporte y el aislamiento en alojamiento extra hospitalarios obligatorio para los casos que no cuenten con la primera posibilidad. La cuarentena será controlada por el servicio de asistencia domiciliaria establecida por el Ministerio de Salud, y por la Policía de la Provincia de Córdoba y las Fuerzas Armadas.

En caso de quebrantamiento a la cuarentena obligatoria domiciliaria se impondrá una multa de $ 200.000, que será dispuesta por el Ministerio de Salud. Esos fondos luego serán utilizados para el abastecimiento del sistema sanitario.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar