Detuvieron a más de 1.350 personas por violar el aislamiento

El Código Penal “prevé una pena de seis meses a dos años de prisión, para el que violare las medidas adoptadas por las autoridades

En el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio, la Policía de la Provincia detuvo en las primeras 12 horas de la jornada de ayer a 175 personas, informaron mediante un comunicado. Desde que empezó a regir la medida que restringe la circulación de personas en la vía pública, es decir, desde la medianoche del pasado jueves 19 de marzo, sin autorización y sin encontrarse dentro del grupo de excepciones se aprehendieron a más 1.368 infractores en toda la Provincia. Según detallaron desde la fuerza policial, de ese total, 225 detenciones fueron en la capital y 126 fueron llevadas a cabo por la Policía Caminera.

Además, 550 estuvieron a cargo de la Dirección General de la Departamental Sur y otras 467 de la Dirección General de la Departamental Norte. Por este motivo, el ministro de Seguridad Alfonso Mosquera anunció ayer que se intensificarán los controles, que serán “inflexibles”, para garantizar que las personas cumplan con la cuarentena (ver nota: La Caminera…). Cabe recordar que el Ministerio de Seguridad de la Nación dispone de una línea telefónica para denunciar violaciones del aislamiento. La misma es el 134, que recibe denuncias tanto por incumplimiento de la cuarentena obligatoria como por hechos de violencia institucional.

Romper la cuarentena es delito

Violar el aislamiento social, preventivo y obligatorio ordenado por el gobierno nacional es considerado un delito, indicó el abogado penalista Carlos Ríos. El Código Penal “prevé una pena de seis meses a dos años de prisión, para el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”, explicó el letrado.

Por otra parte, Ríos advirtió que se puede acusar a una persona que haya propagado la enfermedad “de forma culposa o dolosa”. En el primer caso se contempla una pena de prisión de tres a 15 años, mientras que en el segundo se “sanciona con multa o prisión de seis meses a cinco años si resultare la enfermedad o la muerte de alguien, a quien propague la enfermedad”, señaló el abogado. Por último, indicó que los ciudadanos que no saben que están enfermos y no toman las precauciones, también pueden ser penados.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar