Repudian el ataque a los símbolos de la comunidad LGTBIQ+

La asociación Devenir Diverse negó que haya un acuerdo

Luego de los ataques de un grupo de ex combatientes de Malvinas contra miembros de la comunidad LGTBIQ+ por el reemplazo de la bandera argentina por una representativa de ese grupo en el parque Sarmiento, el rechazo a la actitud de los veteranos de guerra sigue sumando voces. En este sentido, la Asociación Civil Devenir Diverse expresó su repudio a través de un comunicado y negó que se haya llegado a un acuerdo para arriar la bandera del orgullo gay izada el sábado por el intendente Martín Llaryora y volver a izar la argentina, tal como se produjo ayer por la mañana.

“Desde Devenir Diverse queremos expresar que, a pesar de lo que se ha informado en la noche del domingo, aquí no hubo ningún acuerdo respecto del conflicto desatado en torno al izamiento de la bandera del orgullo LGBTIQ en el Parque Sarmiento ya que las organizaciones de diversidad no hemos sido consultadas al respecto”, sostuvo el escrito. “Hay que remarcar que el compromiso del Estado municipal fue muy claro respecto de que el símbolo iba a flamear de manera permanente en el mástil de la rotonda ubicada en la intersección de las calles Deodoro Roca y Amado J. Roldán. Retroceder sobre dicha decisión a partir de la presión de un grupo minoritario antiderechos profundamente violento que reivindica el terrorismo de Estado es un mensaje más que preocupante”, agregó el documento.

Además, desde el Instituto Nacional contra las violaciones, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) aseguraron que las agresiones reflejan “que existe odio”. Carina Bittar, la titular de ese organismo consideró que “no se trata de una discusión sobre qué bandera va en qué mástil”, sino que “tiene que ver con el reconocimiento y la aceptación de la diversidad y de lo diversa que somos como sociedad”.

Por otra parte, el fiscal Raúl Garzón confirmó ayer que la Justicia está trabajando para identificar a quienes perpetraron las agresiones y rompieron la placa conmemorativa ubicada en la base del mástil que hacía alusión a “construir una sociedad cada día más inclusiva, igualitaria y respetuosa de las diferencias”. “Se realizan actuaciones tendientes a identificar a las personas que dañaron la placa y lesionaron a personal policial”, aseguró el magistrado.

Finalmente, frente a los hechos registrados, el concejal Juan Pablo Quinteros elaboró un proyecto de ordenanza que establece la creación del “Polo de Inclusión Municipal” en el Parque Las Heras. Según indicó el edil, la finalidad de este polo es “disponer de un espacio de integración, con actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas, artísticas y de esparcimiento con el objetivo de concientizar a la comunidad de Córdoba en la tolerancia colectiva y rechazo de toda forma de discriminación”.

Las redes sociales fueron el escenario de un fuerte rechazo

Tal como ocurre con cada situación polémica, los hechos producidos tras el izamiento de la bandera de la diversidad sexual tuvieron sus repercusiones en las redes sociales. En el caso de Twitter, distintos referentes políticos, de la comunidad LGBTIQ+ y simplemente usuarios ordinarios expresaron su repudio contra los ataques ocurridos. A través de este medio, la concejala cordobesa Olga Riutort aseguró que “la Municipalidad cometió un error en la conmemoración del día del Orgullo que expuso la intolerancia social y demostró todo el trabajo que aún falta realizar”.

“Reivindicar la diversidad y el respeto es un construcción diaria más que una manifestación simbólica”, disparó la representante del bloque Fuerza de la Gente. Por otra parte, la diputada nacional por el Frente de Todos Gabriela Estévez utilizó esa red para anunciar que presentaron un proyecto de ley repudiando los actos de discriminación y violencia “perpetrados por grupos anti-derechos en la ciudad de Córdoba que concluyeron con la destrucción de la placa por el Día Internacional del Orgullo y el arriado de la bandera arco iris”.

Críticas internas entre los ex combatientes

El Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas de La Plata repudió “los actos de violencia que se produjeron en distintas ciudades” del país al conmemorarse el Día Internacional del orgullo LGBTIQ+ y los “ataques al símbolo que representa la bandera de la diversidad desde el odio de sectores minoritarios”. “Defendemos la convivencia en la diversidad, el respeto y las garantías que nos da un Estado de derecho”, señalaron en una nota. Indicaron que “estos grupos organizados que actuaron en banda en ciudades como Mar del Plata, Mendoza, Rosario son parte de la Confederación de Veteranos de Guerra, organización que nació a instancias del macrismo en 2016”.

En Rosario, cuatro hombres vestidos con uniformes militares de combate intentaron impedir el izamiento de la bandera de la diversidad en la Plaza San Martín y, tras dialogar con autoridades municipales, depusieron su actitud. No ocurrió lo mismo en Córdoba, en donde la acción estuvo liderada por Claudio García, máximo referente de esa agrupación. “García ocupó el cargo de presidente de la Comisión Nacional de Ex Combatientes en el Ministerio del Interior durante la gestión del gobierno anterior”, precisaron, y añadieron que forma “parte del lobby militar” que maneja la mencionada comisión.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar