La suba de alimentos impulsó el aumento de la canasta básica

En julio, el índice de indigencia fue de $ 17.000; y el de pobreza, de $ 41.000

La variación de los precios de los alimentos empujó hacia arriba el costo de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) relevada por la Defensoría del Pueblo de Córdoba durante el pasado mes de julio. El índice dio cuenta que una familia formada por dos adultos y dos menores necesitó 16.915,17 pesos para no caer en la indigencia. En ese sentido, la variación respecto del año pasado fue del orden de los 5.355,50 pesos, mientras que en relación al mes de junio, el índice aumentó 237,27 pesos, es decir un 1,42%.

En tanto, para la Canasta Básica Total (CBT), a la que se le agregan otros ítems además de los alimentos, el grupo familiar debió tener ingresos superiores a 41.103,86 pesos para no caer en la pobreza, y mostró una suba interanual del 41,67%.

Un detalle a tener en cuenta y que también hace a la economía de las personas con celiaquía, reveló que el costo de los alimentos para las personas que sufren esta condición fue un 28,15% más alta que la CBA común.

En cuanto al precio de los alimentos y su relación en la composición de la canasta, el estudio realizado por el Instituto de Estadísticas del Defensor del Pueblo (Inedep) dio cuenta que la carne se llevó el 36,91% de los gastos de la canasta, seguido por las harinas y legumbres, con el 21,43%. En tanto, las frutas y verduras ocupan el tercer puesto, con el 17,43.

No por casualidad, se trata de los tres rubros donde se registraron las subas que afectaron el precio de la CBA. En ese sentido, se observó que la carne tuvo la mayor variación positiva del mes con un 4,38%, las harinas y legumbres un 2,32% y las frutas y verduras un 0,26%. En tanto, el rubro huevos y lácteos mostró una baja del precio de 3,47%, aunque su incidencia en la composición de la canasta es del 11%.

Más allá de los precios y las variaciones, el estudio de la composición de los “cortes” de carne más vendidos también da señales de una suba entre los más consumidos como la paleta, que aumentó un 15%, y la carnaza, un 10,26%. El asado y la falda, en tanto, aumentaron el 10,13% y 10,12%, respectivamente. La nalga, por su lado, registró una baja del 9,14%.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar