En la ciudad hay 25.586 piletas, 74,6% más que en 2009

Piden hacer un uso racional del agua por la crisis hídrica

La Dirección General de Catastro de Córdoba constató un fuerte crecimiento en la cantidad de piletas de material y de fibra de vidrio en los últimos 10 años. Al respecto, informaron que nuestra ciudad posee 25.586 piscinas de natación, un 74,6% más que las relevadas en 2009 desde que comenzó a contabilizarse la serie. En aquel momento, detectaron 14.000 en esta capital, mientras que ahora ya son 25.586.

El director de Catastro, Gustavo García, indicó que “en la provincia el total de piletas es de 68.000”, a la vez que aclaró que “son obras declaradas en Catastro, lo cual no significa que sea el número real”. Además, el funcionario recalcó que las piletas de lona no son tributables y, por ende, no se incorporaron a la base de datos de la Provincia. Cabe recordar que la empresa Aguas Cordobesas, concesionaria del servicio de agua potable en la ciudad, informó que se registra un alto consumo del recurso y que esto podría impactar en la temporada de verano.

A nivel provincial registran 68.000 piscinas, aunque hay construcciones sin declarar

Entre las actividades que generan grandes consumos se encuentra el recambio indiscriminado de agua en las piletas por falta de mantenimiento. Una pileta mediana (con medidas aproximadas de 2,70m x 1,60m x 0,65m), contiene unos 2.800 litros de agua, que es la cantidad que necesita una persona para cubrir sus necesidades cotidianas durante más de una semana.

Cabe recalcar que como consecuencia de la incertidumbre en materia turística provocada este año por la pandemia del coronavirus, la demanda en el sector de las piscinas creció significativamente en Córdoba, al punto que están dando turnos para la construcción o instalación para febrero o marzo de 2021. “Es un boom que no se veía desde hace años”, coinciden varios pileteros, mientras se preparan para una temporada récord. Las piletas más requeridas son las de fibra de vidrio, ya que son las que se instalan más rápido. De hecho, en tres o cuatro días ya están listas para comenzar a usarse.

Las de placas ensambladas también tienen un plazo de obra relativamente corto. La construcción de las tradicionales piscinas de material, en cambio, demanda entre tres y cuatro semanas. El tamaño más elegido es el de seis por tres metros, y de 1,25 metros de profundidad. Es la dimensión que mejor se adapta a un patio estándar de una vivienda de ciudad.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar