La vegetación de las zonas quemadas tardará 30 años en recuperarse

Especialistas de la UNC calcularon que entre 1999 y 2020, el fuego dañó casi un millón de hectáreas en la provincia

Un equipo de investigación y posgrado de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (FCEFYN) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) difundió un nuevo informe sobre el impacto de los incendios en la provincia, en el que advirtió que en las últimas dos décadas el fuego dañó casi un millón de hectáreas. Según los cálculos de este grupo de especialistas, entre 1999 y 2020, las llamas afectaron una superficie total superior a 12 ciudades de Córdoba. Si bien todos los focos ya están controlados gracias a la lluvia que se desató el pasado lunes por la noche, los incendios forestales ya arrasaron con más de 190.000 hectáreas durante el corriente año. En el documento publicado, los representantes de la FCEFYN alertaron que los fuegos “son fenómenos recurrentes en regiones mediterráneas tanto en sistemas agrarios como naturales de montaña y contribuyen a la pérdida o degradación de los bosques nativos, reduciendo la biodiversidad y afectando la protección del suelo y la retención de agua”.

En cuanto a la recuperación del ecosistema, señalaron que es necesario analizar distintos aspectos. En esta misma línea, aseveraron que no es lo mismo recuperar la biomasa vegetal, que la restauración del suelo o la fauna, ya que cada uno tiene su tiempo.Desde la nombrada unidad académica consideraron que la articulación de acciones de reparación de los suelos afectados por los incendios son “determinantes”. La doctora en Ciencias Geológicas Gabriela Sacchi, investigadora y docente de la casa de estudios, apuntó a una reforestación planificada estratégicamente. En este sentido, señaló que “los especialistas deben analizar qué especies se deben plantar, sabiendo cuáles son las más adecuadas y evitando algunas peligrosas que pueden llegar a ser invasivas o no aptas para las condiciones ambientales del sitio”.

En 21 años, los incendios afectaron a un área superior a 12 ciudades de Córdoba

En tanto, en lo relativo a la fauna, señalaron que hasta el momento no se conoce la dimensión del daño. No obstante, se estima que el perjuicio es enorme. Por su parte, el Honorable Consejo Directivo de la FCEFYN también expresó su preocupación ante los impresionantes incendios que vienen afectando a la provincia de Córdoba.

“La provincia debe tener una política preventiva muy fuerte en relación al fuego (…) la prevención de los incendios tiene que ser una política pública en la parte ambiental y que sea abordada siempre y para siempre”, aseguró Romina Torres, doctora en Ciencias Biológicas. Cabe destacar que existe un grupo de investigación que desarrolló un Índice de Peligrosidad Meteorológico, que divide las zonas con peligro de incendios, graficando un mapa con las áreas de mayor riesgo en todo el territorio nacional. “La plataforma es como un índice meteorológico de riesgo, basado en condiciones climáticas. Toma la humedad de desecación del combustible, estima los índices de riesgo y se agrupan las zonas según su peligro en bajo, medio y alto”, señaló la doctora Laura Bellis, investigadora del Conicet e integrante de ese equipo de trabajo.

“La vegetación tardará 30 años en recuperarse”

Desde la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (FCEFYN) también publicaron un documento en el que advirtieron que en las zonas afectadas por los incendios, “la vegetación tardará tres décadas en recuperarse”. Según detallaron, las llamas, que contribuyen a la pérdida y degradación de los bosques nativos, reduciendo la biodiversidad y afectando la protección del suelo y la retención de agua, perjudicaron principalmente a las sierras cordobesas.

En busca de promover la recuperación de la vegetación, informaron que existe la posibilidad de que la vegetación leñosa rebrote. La doctora en Ciencias Biológicas, Romina Torres, egresada de esa unidad académica, consideró que “si debemos decidir entre reforestar o dejar que el bosque nativo se recupere solo, lo ideal sería esta última opción, siempre acompañando y protegiendo ese rebrote”. El equipo de investigación que integra Torres realizó un estudio que comparó durante tres años consecutivos la recuperación por rebrote de la vegetación en tres localidades de la provincia de Córdoba. El resultado determinó que entre el 70% y el 100% de las especies leñosas nativas tuvieron la capacidad de sobrevivir y rebrotar.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar