Emprendimiento cordobés hace punta en 'presencia aumentada'

El desarrollo basado en esta tecnología fusiona realidad aumentada con inteligencia artificial, lo que permite convertir experiencias virtuales en reales

Aipha-G es la denominación de este emprendimiento que logra convertir experiencias virtuales en reales, utilizando tecnologías exponenciales como realidad aumentada e inteligencia artificial. El proyecto fue beneficiario del Fondo de Coinversión para Emprendimientos 4.0, de la Agencia Córdoba Innovar y Emprender, con recursos aportados por el Gobierno de Córdoba e inversores privados.

La iniciativa es llevada adelante por Sergio E. Cusmai, un autodidacta que estudiaba por su propia cuenta inteligencia artificial, mientras cursaba en la UTN. Después, sus capacidades le abrieron las puertas de Inglaterra, donde viajó a estudiar Calidad de Software.

Años más tarde, fue CEO-30 en Nimbuzz que pertenecía al fondo Mangrove, inversor de Skype, lo que le dio un pasaje directo a Harvard, donde realizó un MBA abreviado. Luego volvió a la Argentina y fundó varios emprendimientos. El último fue Aipha-G, en el cual trabajó acompañado por Joaquín Pignata, quien es especialista en realidad aumentada.

¿Qué es la realidad aumentada?

La realidad aumentada, virtual y mixta permite superponer a la realidad física, información. Por ejemplo: se puede apuntar a un auto con el celular y saber de qué marca es, acceder a un manual interactivo que indique si tiene algún desperfecto, alguna goma baja. Se llama realidad aumentada, porque la realidad se aumenta/enriquece con información.

Por su parte, la inteligencia artificial es la capacidad que tienen las máquinas de sacar conclusiones. Se busca replicar las capacidades de inteligencia humana en una máquina, para eso existen varios procedimientos para “enseñarles”, como por ejemplo el machine learning.

Este emprendimiento tiene comercialmente dos líneas de trabajo. Por un lado, brinda servicios de realidad aumentada e inteligencia artificial: son servicios a medida de lo que les solicitan. Por otro lado, el producto estrella: presencia aumentada, que es la fusión de la realidad aumentada con la inteligencia artificial.

¿Y la presencia aumentada?

Lo que Aipha-G busca por medio de la presencia aumentada es unir dos partes. En las videollamadas, en las que nos vemos sólo cara y cuello, nos perdemos de todo el lenguaje corporal de la otra persona, y los seres humanos estamos muy acostumbrados a empatizar a través de las gestualidades.

“El abanico de posibilidades en los que podemos emplear esta tecnología es infinito. Por ejemplo, en algo simple: quiero comprar una prenda en un shopping, entonces me conecto con el vendedor, lo proyecto en el living de mi casa y replico la experiencia de compra física”, grafica el emprendedor.

Y agrega: “De la misma manera, se puede aplicar en la medicina: imaginemos un paciente que no puede movilizarse. Un médico puede atenderlo desde cualquier parte del mundo como si lo tuviera parado frente a él. El médico puede acercarse al paciente, verlo y diagnosticarlo como si estuvieran en contacto”, sintetiza Cusmai.

Hoy Aipha-G se especializa en la industria 4.0 y en el agro. “En estos sectores, es una herramienta muy potente y genera muchos ahorros. Se rompe una máquina y cualquier técnico, en cualquier parte del mundo, puede ingresar al artefacto y ver dónde está el desperfecto. Pero ya no tienes que desplazar al técnico, no mueves la máquina, resuelves el problema más rápido.

"De este modo, una línea de producción que se paró, en un rato, podés tenerla funcionando otra vez. Salvo que haya que conseguir un repuesto, pero que en ese caso el técnico te puede indicar exactamente qué necesitás. Es una manera de trabajar sin necesidad de viajar”, agregó.

 

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar